Menú Buscar
Oriol Junqueras (izquierda), Carles Puigdemont (derecha) y Raül Romeva (de espaldas) en una imagen de archivo en el Parlament.

Junqueras insiste: el déficit fiscal alcanzó los 14.600 millones en 2012

El vicepresidente Económico actualiza las balanzas fiscales y asegura que una Seguridad Social catalana sería sostenible porque suele ingresar más de lo que gasta

Redacción
20.05.2016 13:48 h. Actualizado: 20.05.2016 14:37 h.
4 min

En plena precampaña electoral, el vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras, ha actualizado el cálculo de la Generalitat sobre las balanzas fiscales. El documento publicado este viernes analiza la liquidación de 2012 y asegura que el déficit fiscal del Estado con Cataluña se situó en el 7,5% del PIB catalán en ese ejercicio. Cifra que se traduce en una diferencia de 14.623 millones.

Indica que la comunidad aportó el 18,4% de los ingresos totales de España, mientras que solo recibió el 13,6% del gasto total del Gobierno central. Además, señala que el gasto discrecional del Estado, sin tener en cuenta la Seguridad Social, cayó el 9,2%. Hasta el 9,1% si se tienen e cuenta los organismos autónomos y las empresas públicas.

La consejería reconoce que el gasto en pensiones, prestaciones de paro y otras económicas no se han incluido en la estimación porque “no está sujeta a la discrecionalidad de las políticas territoriales del Gobierno central” sino que están “ligadas a unos derechos adquiridos por los ciudadanos a título individual”.

Métodos de cálculo

Para llegar a esta cifra, que está en línea a la de los años anteriores, Economía ha usado el método del flujo monetario, imputar el gasto en el lugar donde se realiza y contabilizar el dinero que se recibe. Hay otra fórmula que ofrece resultados diferentes, la de carga-beneficio que reparte entre todos los ciudadanos el gasto realizado por el Estado en medidas para incrementar el bienestar fiscal, como la construcción de estaciones del AVE u hospitales que son de referencia para todo el país. 

En los dos cálculos Cataluña pierde, indica el documento de Junqueras. Si se tiene en cuenta el segundo método, el déficit fiscal de 2012 llegó a los 10.030 millones, el 5,1% del PIB catalán, siempre según sus cuentas.

En todo caso, la consejería llega a estas cifras después de aplicar una neutralización contable por el lado de los ingresos. Esto es, descontando el déficit del sector público central. Si no se realizase ese ajuste, el déficit fiscal de Cataluña en 2012 sería de 7.573 millones de euros (48.590 millones recaudados menos 41.017 transferidos), según el método del flujo monetario, lo que supone un 3,8% del PIB. Y de 3.106 millones (47.722 menos 44.616) por el método de carga-beneficio, esto es, un 1,5% del PIB.

Refuerzo de las tesis independentistas

Junqueras ha hecho hincapié en el documento publicado en la evolución de los flujos de ingresos y gastos de la Seguridad Social en Cataluña y España. La serie histórica empezó en 1995 y muestra que el saldo en la comunidad fue negativo en seis de los 18 ejercicios, mientras que en el conjunto del Estado gastó más de lo ingresado en 11 de los años.

Refuerza de este modo la tesis de que una eventual declaración de independencia no implicaría un lastre en los gastos en pensiones o prestaciones económicas. Según las cifras netas que ha analizado el departamento, los ingresos de la Seguridad Social superaron a los gastos en la mayoría de ejercicios analizados, hecho que implicaría disponer de un sistema sostenible. Por lo menos, más que en el resto del Estado.