Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tienda de Lidl / EP

El juicio de la Thermomix se salda con un nuevo cruce de acusaciones entre Lidl y Vorwerk

El fabricante alemán ataca a la cadena de supermercados por plagiar supuestamente la patente del popular robot de cocina

5 min

Segunda y última vista del juicio de la Thermomix en el Juzgado Mercantil 5 de Barcelona. El litigio que enfrenta a Lidl Vorwerk sobre el presunto plagio del popular robot de cocina se ha saldado con una nueva jornada de acusaciones cruzadas entre peritos. Mientras el conglomerado alemán denuncia la usurpación de su patente, la cadena de supermercados defiende que su electrodoméstico Monsieur Cuisine no vulnera la creación de Vorwerk.

Durante la segunda sesión del juicio, los testigos de Lidl y Vorwerk se han enzarzado en una disputa acerca de las características técnicas de ambas máquinas. En concreto, la sala ha examinado si el aparato de Lidl copió los mecanismos de seguridad de la Thermomix del que carecen el resto de productos de su misma categoría.

Duelo de disputas técnicas

Las pruebas periciales de la parte actora han intentado demostrar que Monsieur Cuisine reproduce la función de parado instantáneo y bloqueo de la tapa del original. En efecto, el minichef de Vorwerk impide que el usuario introduzca la mano en el vaso de agitación mientras la función de procesado está activada. Esto es posible mediante un enclavado rígido que imposibilita retirar la tapa sin un movimiento de rotación. Además, al quitar la apertura se inmovilizan las cuchillas de triturado.

Por el contrario, Fernando Prieto Morán, perito de Lidl, ha manifestado que el electrodoméstico del supermercado permite intervenir en el interior a través de un orificio superior. Además, ha argumentado que la velocidad de inercia de Monsieur Cuisine permite retirar la tapa y operar dentro antes de que se paren las cuchillas. Motivos por los cuales, según la parte demandada, su creación no imita las prestaciones del robot de cocina de la competencia.

Piden la prohibición del robot de Lidl

Tras este cruce de reproches, el juicio ha quedado visto para sentencia con las conclusiones formuladas por los litigantes. Vorwerk ha reiterado que el enclavamiento superior, la red de circuitos alternativos y la función independiente de pesado son aportaciones exclusivas de la Thermomix.

Por tanto, ha mantenido su petición de cese y prohibición de la venta del aparato de cocina de Lidl y ha reivindicado una indemnización sobre el 10% de las ventas del producto. Durante la vista no se ha fijado una cantidad concreta para esta reclamación, que podría alcanzar una cifra considerable dado el enorme éxito del producto de Lidl.

Golpe bajo contra el perito de Vorwerk

Frente a esta petición, Lidl ha expresado que entre ambos robots de cocina no existe ninguna vulneración de patentes. Para la cadena, las características en entredicho no están recogidas en el documento de la patente de la Thermomix y no cabe inferirlas tampoco por el contexto general del escrito --"esto no es una novela", ha dicho el letrado de la parte demandada--.

Además, ha lanzado un ataque contra el perito de Vorwerk al considerar que su falta de formación en ingeniería electrónica limitaba su capacidad de análisis. Respecto a la capacidad inventiva de la compañía germana, la defensa ha declarado que sus "innovaciones están en otras marcas como Brown, Phillips y Matsushita". Por último, ha exigido que la indemnización se reduzca al 2,5% para ser consecuente con el resto de querellas planteadas por el grupo industrial en otros países europeos.

Destacadas en Crónica Business

Destacadas en Business