Menú Buscar
El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell / EFE

El juicio a Sandro Rosell arrancará el 25 de febrero

El expresidente del FC Barcelona se sentará en el banquillo de la Audiencia Nacional acusado de blanquear 20 millones de euros e introducir una parte del dinero a España

17.10.2018 15:03 h. Actualizado: 17.10.2018 15:06 h.
4 min

El juicio a Sandro Rosell empezará el 25 de febrero del próximo año. El expresidente del FC Barcelona se sentará en el banquillo de la Audiencia Nacional acusado de lavar 20 millones de euros. El exdirectivo culé se enfrentará a una petición de 11 años de reclusión por dos presuntos delitos de blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

El que fuera el máximo ejecutivo del Barça lleva 17 meses en prisión preventiva a la espera de juicio. La que fue la juez instructora de su caso, Carmen Lamela, denegó la libertad provisional al también empresario de marketing argumentando que su fortuna "podría facilitar una salida de España" y una posible reiteración delictiva. Rosell entró en custodia preventiva en mayo de 2017, y ha permanecido en la cárcel desde entonces. Los jueces han denegado su salida con medidas cautelares en una docena ocasiones.

'Mordidas' de 20 millones en Brasil

El expresidente del FC Barcelona (2010-2014) está acusado de intentar introducir dinero ilegalmente obtenido en España en 2011. Los fondos procedían, supuestamente, del cobro de comisiones en los trabajos de intermediación de un contrato firmado en 2006 entre la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) y la empresa árabe Internacional Sports Events (ISE) para comercializar 24 partidos amistosos y facilitar un acuerdo de patrocinio con la marca Nike. El dinero ilícito que supuestamente se embolsaron los acusados a raíz del acuerdo comercial totalizó 19,9 millones de euros.

Sandro Rosell, 'expresidente' del FC Barcelona, tras salir de una declaración judicial / EFE

Sandro Rosell, 'expresidente' del FC Barcelona, tras salir de una declaración judicial / EFE

Cabe recordar que además de Rosell, otras cuatro personas y la propia esposa del exdirectivo culé, Marta Pineda, están investigados en el mismo procedimiento. Todos ellos se habrían beneficiado, cree el juez, de parte de los 19,9 millones de euros ilícitos que obtuvo el expresidente de la CBF, Ricardo Teixeira, como facilitador de la operación. El alto directivo brasileño está imputado en la misma causa, aunque en otro país: Estados Unidos (EEUU). Durante la causa afloró la presunta cantidad con la que se quedó el expresidente del Barça: 6,5 millones de euros.

Causa lenta

El procedimiento que investiga a Rosell se ha instruido de una forma mucho más lenta de lo habitual, aunque dentro del perímetro legal del ordenamiento jurídico. Desde su detención por parte de efectivos de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef) el 23 de mayo de 2017, el acusado ha declarado en varias ocasiones. Tras cada comparecencia, el juez ha negado su libertad provisional porque requería que el reo permaneciera cerca de la sede judicial. Asimismo, le ha bloqueado 33 millones de su patrimonio, por lo que si Rosell eludiera la acción de la justicia, se le embargaría esta cantidad.

La petición fiscal es de 11 años de prisión para Sandro Rosell; diez años y 55 millones de multa para Joan Besolí, exsocio del que fuera presidente del Barça; siete años de cárcel y 50 millones para la mujer del exdirectivo; ocho años de reclusión para Pedro Andrés Ramón, cuñado de Besolí; siete años para Sahe Ohanessian, antiguo socio libanés del empresario y seis años para José Colomer, otro exasociado del principal acusado.