Menú Buscar
Juan Ignacio Güenechea, vicepresidente de Cofares, en conversación con Crónica Global / Yolanda Cardo

Juan Ignacio Güenechea: "El próximo reto de Cofares es la internacionalización"

El candidato a presidir la distribuidora farmacéutica buscará "apuntalar la solidez financiera del grupo" si resulta elegido

9 min

Juan Ignacio Güenechea (Bilbao, 1956) optará a presidir la cooperativa farmacéutica Cofares el próximo 29 de junio. El directivo fue elegido por el consejo rector del grupo para sustituir a Carlos González Bosch, actual máximo dirigente, que abandonará el cargo tras 12 años por exigencia estatutaria. Habla con Crónica Global en Barcelona.

-Pregunta. ¿Cómo afronta Cofares el proceso electoral?

-Respuesta. Yo diría que con mucha naturalidad. He sido vicepresidente del grupo en los últimos once años, en colaboración con el actual presidente.

-¿Es la suya una candidatura continuista?

-Algunos dicen que esa definición tiene un cariz negativo, pero es que la asumo. Asumo el trabajo hecho en los últimos doce años por el actual presidente: el proyecto está definido desde hace tiempo.

-¿Cómo ha evolucionado Cofares en los últimos años? Ustedes despuntan en facturación y empleados.

-Somos la mayor empresa sanitaria de España en volumen de negocio, sí. En el terreno anecdótico, uno de cada cuatro medicamentos que se consumen en este país pasan por la cooperativa. Y somos la única firma de distribución farmacéutica con implantación en todo el territorio: recientemente abrimos en Baleares.

 

cofares guenechea ignacio juan cronica global

Juan Ignacio Güenechea, vicepresidente de Cofares / Yolanda Cardo

-¿Cómo ha llegado la empresa hasta aquí?

-Con mucho trabajo. No hay que olvidar que en los últimos años nos ha cogido una crisis terrible como país. El gasto farmacéutico cayó cerca de un 30%. ¿Cómo la sorteamos? Ajustando eficiencias internas, controlando costes, desarrollando tecnología o digitalizando.

-También han entrado en otras líneas de negocio.

-En efecto. Hemos creado logísticas farmacéuticas, servicios para la farmacia o terceros y demás. Así que durante la crisis mantuvimos el beneficio y crecimos. Pero lo más importante es que mantuvimos la visión: dar soporte económico y de desarrollo a la farmacia.

-Esbozado el escenario, ¿con qué cartera de proyectos asumirá la presidencia?

-La mayoría de proyectos ya la hemos puesto en marcha. Es posible que tengamos que hablar de algún nivel de internacionalización. Por como está distribuida Cofares y por la segmentación de mercados, este puede ser un reto.

-¿Habla usted de compras o adquisiciones?

-Mejor de colaboraciones con otras empresas, no compras. El core business de una empresa en nuestro sector está muy arraigado al territorio. Podemos colaborar en logística o en digitalización. Plataformas comunes. Hay campos donde podemos colaborar con terceros y, de hecho, lo estamos haciendo ya.

-¿Y en el ámbito nacional?

-Yo le llamo un new deal, un apoyo creciente a las farmacias para que éstas se desarrollen, tengan herramientas y lleguen a un nivel de asistencia óptimo que por sí mismas, por complejidad técnica o financiera, no pueden alcanzar.

cofares Guenechea cronica global detalle manos

Un momento de la entrevista de Juan Ignacio Güenechea con Crónica Global / Yolanda Cardo

-Los españoles ven que las farmacias mutan. ¿Cómo las imagina usted en un futuro?

-Las oficinas de farmacia españolas han conseguido un nivel excelente de accesibilidad del medicamento. Hay pocos modelos similares en el mundo que faciliten el acceso a las medicinas como lo hace nuestra red.

-¿Qué es lo próximo?

-Yo hablo de sostenibilidad, equidad y desarrollo de servicios complementarios como próximos retos. Ello daría un nivel de asistencia al paciente aún mejor. Nuestra tarea es estar allí apoyando. Porque hay muchas farmacias, hay una inflación de puntos de venta y la crisis las ha golpeado duramente. Nuestro papel es ayudarlas.

-¿Cómo las pueden sostener?

-La ayuda debe ser diaria. Se trata del acceso al medicamento en términos de equidad. Somos un factor de equidad.

-Habló usted de una fuerte crisis. ¿Cómo están los plazos de pago?

-Lo peor ha pasado. Los fondos de liquidez autonómica (FLA) han corregido parte del problema. Y hay que decir que algunas comunidades autónomas nunca han impagado.

-Se bordeó la crisis total, no obstante.

-Yo siempre lo digo. Si una comunidad autónoma más hubiera impagado al nivel de Cataluña o Comunidad Valenciana, el sistema se hubiera puesto al borde del colapso. Pero no ocurrió. 

-Se habla de las urgencias. ¿Las farmacias pueden ayudar?

-Sin duda alguna. No hay más que hacer una guardia de noche el fin de semana en una farmacia. Son una estructura del Sistema Nacional de Salud (SNS) y juegan un papel importante en síndromes menores. Muchas dolencias se pueden solucionar con un fármaco sin prescripción.

-¿Cofares está bien dimensionada?

-Nosotros hemos buscado la cobertura nacional. Los cambios en comunicación e infraestructuras permitirían reducir tamaño, pero eso no está sobre la mesa. La cercanía en la distribución es importante, por las urgencias y demás.

-¿Si usted es presidente, qué se puede esperar en inversión?

-Hasta ahora hemos hecho un importante esfuerzo en estructuras y digitalización que ha permitido ahorrar costes. Las oficinas, por ejemplo, tienen un sistema de gestión llamado Pharmanager que permite ahorros y eficiencias en el punto de venta.

-El paciente se digitaliza. ¿Cómo se adaptará Cofares?

-De hecho, desde el punto de vista tecnológico hemos desarrollado la tecnología. La tenemos ahí. Pero el paciente aún no la demanda masivamente por la configuración del sistema sanitario. Pero el trabajo está hecho para ir al compás de la digitalización.

-Una de cada cuatro farmacias está asociada a Cofares.

-La mitad de las farmacias nos compran, pero tenemos el 25% de la cuota de mercado, sí. Para el futuro, si esa es la pregunta, hay dos parámetros para fusiones y adquisiciones. Uno: las cuotas de mercado. Y dos, la cuenta de resultados.

-Y en ese primer aspecto, la cuota de mercado, ¿dónde quiere llegar la firma?

-Lo he dicho en varios foros. Cuotas por encima del 30% en el sector en Europa son extrañas. De forma inorgánica, comprando empresas, no nos interesa ganar cuota. Quizá pequeñas empresas se acerquen, y se puede hablar. Pero preferimos crecer por la vía orgánica, de servicio. Pero no más allá del 33%-34%.

-Usted presenta un conjunto de iniciativas prudente.

-Mi plan para estos cuatro años es mantener la solidez financiera, la independencia económica que siempre ha caracterizado a la distribuidora. Desarrollar los proyectos que ya hemos empezado y mejorar los servicios de la oficina de farmacia.

-¿Prevé la entrada de nuevos actores en el mercado?

-El mercado se clarificará. Habrá una disminución de operadores en los próximos años. La cuota de mercado de los cinco primeros ya roza el sesenta y pico por cien. El sector está muy maduro, sin duda. Para las multinacionales es una plaza difícil.

-No les será fácil entrar.

-En absoluto. Sólo hay una multinacional de distribución farmacéutica en España, y no ha crecido.

-Para terminar, ¿qué relación tienen ustedes con los productores farmacéuticos?

-Un vínculo clave. En el suministro, hay complejidades diarias, claro. Las farmacéuticas ya no son un proveedor, son un socio en la cadena: ayudan a que este o aquel medicamento estén disponibles. Pero hay más. Les ofrecemos servicios de logística, de datos o desarrollos concretos a nivel de formación, que también son importantes.