Menú Buscar
Jóvenes emprendedores trabajando en una sala / UNSPLASH

Los jóvenes españoles opinan que crear su negocio es una opción de futuro

El desempleo y la precariedad laboral son las mayores motivaciones para el emprendimiento de este colectivo

29.04.2019 12:15 h. Actualizado: 29.04.2019 23:58 h.
3 min

Las cifras del emprendimiento en España están en auge y ya superan las cifras previas a la crisis económica de 2008. Un 6% de las personas adultas a nivel nacional consideran que crear su propio negocio puede ser una opción viable y eso no ha ocurrido en más de una década.

Según el informe Emprendimiento juvenil en España, elaborado por OBS Business School, cada vez más ciudadanos opinan que no tener otros jefes es la mejor opción. Sus motivaciones son la alta tasa de desempleo, la precariedad laboral y la baja calidad de los puestos que se ofrecen.

Emprendedores

El perfil del emprendedor español es, en la mayoría de casos, un hombre con una media de 35 años y estudios universitarios. De todas formas, hay un 10% de mujeres que crean su propio negocio. Una brecha que no ha dejado de disminuir desde 2013.

Los servicios de consultoría, marketing, publicidad, ingeniería y diseño son los más populares entre los jóvenes empresarios. En concreto, los menores de 25 optan por negocios online y de carácter social, relacionados con la logística y la salud​. Internet y la tecnología son clave para el desarrollo de todos estos proyectos.

En Cataluña

Cataluña se sitúa en buen lugar en referencia al resto del país. Por ejemplo, está en segunda posición en cuanto a la percepción de oportunidades. En relación a los conocimientos y habilidades y a los modelos de referencia está en cuarto puesto.

Además, los jóvenes catalanes que deciden crear su propio negocio son los que tienen menos miedo al fracaso, al contrario que los residentes en Extremadura o Cantabria, que encabezan este ranking y se convierten en los más temerosos.

Ventajas e inconvenientes

Los trámites administrativos y la financiación son los dos principales inconvenientes que los jóvenes encuentran, por lo que deberían desarrollarse políticas que fomenten el emprendimiento en este colectivo. De todas formas, uno de cada cinco jóvenes españoles considera que crear su propia empresa es una alternativa viable, sobre todo en el sector tecnológico.

La Organización Mundial del Trabajo y las Naciones Unidas son algunas de las instituciones que están a favor de que la juventud tenga perspectiva de negocio. ¿Por qué razón? Porque crean puestos de trabajo, contratan a compañeros jóvenes y tienen tasas más elevadas de innovación.