Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Puigneró, vicepresidente del Govern, en el Parlamento catalán / EP

Puigneró promete el "aeropuerto más verde de Europa"

El vicepresidente del Govern no aclara si la instalación aérea renovada pisará el estanque protegido de La Ricarda

2 min

Jordi Puigneró, vicepresidente del Govern, ha asegurado hoy que el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat ampliado será "el más verde de Europa". 

Lo ha dicho el número dos del Ejecutivo regional en una entrevista con Catalunya Ràdio, donde ha precisado que más allá del paquete de inversiones pactado con el Gobierno, "se deben trabajar otras cuestiones relacionadas" con esta infraestructura estratégica. Entre estos asuntos están el tipo de combustible que utilizan los aviones o la "descarbonización" en el entorno del equipamiento. 

Visto bueno de la CE

Según Puigneró, también titular de Políticas Digitales, "saldrán nuevos tipos de combustibles y podremos tomar decisiones sobre qué tipo de aviones queremos que aterricen en El Prat". Con ello ha deslizado que el equipamiento podría seleccionar las aeronaves que recibe como Barcelona prohíbe la circulación de coches contaminantes con arreglo a la ordenanza de Bajas Emisiones (ZBE). 

A este respecto, el vicepresidente del Govern ha subrayado que un eventual aval de la Comisión Europea supondría "la mejor garantía de que será un aeropuerto sostenible". El conseller ha admitido que no está concretada la elongación de la tercera pista --que invadiría el estanque de La Ricarda--, aunque sí ha dicho que quiere que El Prat debe ser "un aeropuerto capaz de recibir vuelos intercontinentales". 

Acuerdo con el Gobierno

Las palabras de Jordi Puigneró llegan horas después de que el Govern del que forma parte alcanzara un acuerdo con el Ejecutivo para redactar un nuevo plan director de El Prat y someterlo al criterio de la Comisión Europea. 

La entente, llena de incógnitas, significa uno de los primeros grandes acuerdos palpables de la recién estrenada colaboración entre Moncloa y la Generalitat de Cataluña, por bien que el Ejecutivo regional de Pere Aragonès (ERC) hubiera pedido más