Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Hereu, presidente de Hispasat / CEDIDA

Jordi Hereu (Hispasat): "Hay millones de hectáreas donde nunca llegará la fibra"

El presidente del operador satelital detalla los planes de la compañía para transitar hacia un modelo de prestación de servicios con el foco puesto en la conectividad rural

11 min

Hispasat se ha convertido en el motor de Red Eléctrica. La compañía impulsó un 10% su beneficio en 2021 gracias a la buena marcha del negocio satelital que preside Jordi Hereu. El momento dulce de Hispasat no está exento, sin embargo, de desafíos. El grupo atraviesa una transición desde un modelo anclado en el alquiler de potencia satelital hasta otro basado en la prestación de servicios, con un foco muy importante en la conectividad rural. Hereu explica a Crónica Global los planes de la compañía para consolidarse como un operador clave en el nuevo escenario de la economía digital.

--Pregunta: Hispasat se ha convertido en el negocio más rentable de Red Eléctrica. ¿Está viviendo un momento dorado la compañía?

--Respuesta: Estamos viviendo un proceso de transformación que fue muy bien definido en el plan estratégico de 2020. Al cabo de un año y medio estamos en pleno desarrollo de este plan, cumpliendo la hoja de ruta que habíamos trazado. Por la suma de varios factores, en 2021 hemos más que cumplido los objetivos que teníamos previstos tanto en ingresos como en ebitda y beneficios.

--Ahora mismo, la compañía transiciona de un modelo de alquiler de capacidad satelital a un modelo de prestación de servicios. ¿Cómo se está produciendo este cambio y cuáles son estos servicios?

--El próximo 11 de septiembre se cumplirán 30 años del lanzamiento del Hispasat 1A, que fue nuestro primer proyecto. En estos treinta años ha habido mil transformaciones ante las cuales la industria del satélite y del espacio se deben adaptar. Estamos transformando lo que había sido un mercado con el énfasis en la generación de proyectos de satélites, en que se alquilaba capacidad satelital, lo cual hacemos y seguiremos haciendo. Tenemos que ir añadiendo nuevas dimensiones que nos lleven de gestor de infraestructuras satelital a proveedores de servicios de conectividad digital. Y esta es la transición que estamos haciendo. Hay elementos que el mercado ha convertido en una commodity y, por tanto, el valor añadido lo tenemos que buscar en un proceso de integración vertical donde calculemos el valor de los servicios y nos vayamos aproximando desde la infraestructura a la necesidad del mercado con soluciones y servicios adaptados a las necesidades.

--¿Qué inversión requerirá esta pivotación?

--La propia transformación orgánica de nuestra organización. Es verdad que entre otras cosas hemos generado nuevos departamentos como uno de soluciones y servicios, pero también adaptamos nuestra estructura comercial para vender más y mejor los servicios. Pasamos de tener decenas a centenares de clientes, Esta transformación orgánica de la empresa también apuesta por ser más grandes.

--Por tanto, ¿saldrán de compras este año?

--El año pasado, por ejemplo, compramos Media Networks en Perú. Con esta compra capturamos y nos hacemos nuestra una empresa con telepuertos, de proveedor nos quedamos lo que va directamente a mercado. Este año estamos trabajando y analizando la linea del crecimiento inorgánico que también estaba definida en el plan estratégico.

Instalaciones de Hispasat / EP

 

 

Instalaciones de Hispasat / EP

--¿O sea que nos darán algún anuncio?

--Efectivamente. Espero que nos abramos a nuevos mercados y nuevas zonas geográficas.

--Fuera de España, Hispasat tiene mucha presencia en Latinoamérica. ¿Sigue siendo el principal mercado en el extranjero?

--La realidad actual es que América es dos tercios de nuestros ingresos versus un tercio en EMEA (Europa, Medio Oriente y África). Este es uno de los temas que debe ir cambiando: aspiramos a crecer en todos sitios y queremos ganar peso en Norteamérica. Hay un énfasis en el Atlántico Norte. Con el nuevo proyecto Amazonas Nexus abordaremos un cliente como Groenlandia.

--¿Entrar en Asia es complicado, no?

--Asia no está en nuestros planes. Nosotros partíamos de posiciones orbitales en EMEA, España, y Brasil, con las que abordamos todo el continente americano. A la larga pondremos más énfasis en Proximo Oriente, más zonas de África, Atlántico Norte... Esto nos permitirá tener clientes de inflight connectivity, ser proveedores de Internet a las flotas aéreas. Estos son nuevos clientes que ya tenemos vinculados al proyecto de Amazonas Nexus, que es un satélite de nueva generación que lanzaremos a principios del año que viene.

--¿Está preparada la flota de Hispasat para todos estos cambios?

--Uno de nuestros propósitos es aportar el máximo rendimiento a los nueve satélites en órbita. Debemos hacer un esfuerzo en la comercialización de esta capacidad y estamos invirtiendo claramente en Amazonas Nexus, pero ya estamos pensando en la siguiente generación de satélites. Tenemos que ir generando infraestructuras para dar respuesta a un mercado más dinámico y flexible. Es verdad que hace un año devaluamos activos porque hicimos una correcta lectura de los activos y esto nos dio la radiografía concreta. Tenemos mucho potencial, pero el mercado ha cambiado. Habrá una línea de futuro en que los operadores podemos compartir capacidad, igual que hacen las telcos con las torres.

--¿De estos nueve activos cuáles tienen pensado renovar?

--Hay un proceso de renovación normal que siempre se hace. Cuando llegan a los 15 o 20 años de vida útil ya han cumplido su ciclo y hay un proceso muy bien ordenando de ir sustituyendo capacidades.

--Yendo a la parte de producto: ¿a qué necesidades responde su nueva solución de 100 megabits por segundo?

--Responde a la necesidad de llegar a la universalidad del territorio nacional, un país de orografía complicada, mucha extensión y a veces poca población. Queremos dar un servicio mayorista de conectividad de 100 megabits por segundo, cuando ahora el servicio mínimo público es de uno o dos. Te puedes imaginar el último refugio de la montaña más aislada y pensar en ver allí una plataforma de contenidos con toda la calidad. Para quien no tenga conectividad esto supone cambiar la vida de familias y municipios, pero también la actividad económica. A partir de tener conectividad, podemos empezar a hablar de digitalización. Esto afecta tanto a cualquier actividad terciaria que pueda trabajar de manera remota como a las actividades propiamente del entorno rural, como la forestal y la ganadería. A partir de la conectividad se abre un mundo de nuevas oportunidades. Así como en su momento la llegada de la electricidad transformó muchos modelos productivos, la llegada de la conectividad digital también tiene que generar desarrollo económico, comercial y cultural.

Jordi Hereu, presidente de Hispasat, en una imagen de archivo / EP

 

 

Jordi Hereu, presidente de Hispasat, en una imagen de archivo / EP

--Telefónica va a poner toda la carne en el asador con su filial de fibra óptica para cubrir estas mismas zonas rurales. ¿Cómo van a competir en este terreno?

--Tenemos la ventaja de que nuestra filosofía es de complementariedad. Sin duda, estoy muy orgullo de que este país tenga un mallado de fibra óptica muy potente. Pero allí donde no llegan otros, llegamos nosotros. Hay centenares de miles de personas que no tienen y algunos no tendrán fibra óptica. Hay millones de hectáreas donde quizá no vive gente pero hay actividad económica donde nunca llegará la fibra y, por tanto, es allí donde nosotros tenemos sentido. Allí donde haya otra tecnología que preste un buen servicio no estaremos, ¿pero para el resto? Y el resto en España puede no ser muy amplio, pero imagínate Latinoamérica y Centroamérica donde es casi todo.

--¿Y cómo afrontan la competencia de nuevos players como Starlink o Kuiper?

--Estamos poniendo la antena en el mundo mundo del new space. Hispasat ha estado en los equipo de trabajo para la conceptualización y diseño de la constelación europea de satélites. Por tanto, el new space y las constelaciones pasan a formar parte no solo de interés teórico, sino de acción. En el mundo espacial ha habido y habrá competencia, pero vamos a jugar en este mercado proactivamente. Respecto a algunas soluciones, nuestro punto fuerte es que estamos arraigados a la realidad de la geografía española y somos un agente transformador de la mano de ayuntamientos, comunidades autónomas, del Gobierno a través de la agenda España Digital 2025. Somos una empresa que cumplimos los parámetros económicos, pero tenemos que ser sin ninguna duda un instrumento estratégico de país al servicio de la conectividad. El compromiso de toda la organización es ser un factor de transformación de España