Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Clos, presidente del Gremi d'Hotels de Barcelona, durante una rueda de prensa / EFE

Jordi Clos regresa a la presidencia del Gremi d’Hotels de Barcelona

La junta rectora de la institución ratifica que sustituya a Jordi Mestre en un cargo que ocupó durante 20 años y que mantendrá hasta 2023

4 min

Jordi Clos reedita de forma oficial desde este jueves la presidencia del Gremi d’Hotels de Barcelona hasta 2023. La junta rectora de la institución turística ha ratificado que el hasta ahora vicepresidente primero de la entidad sea de nuevo el máximo representante institucional en un movimiento que se daba por sentado desde principios de agosto.

Fue a principios de ese mes cuando el hasta ahora patrón del sector en la ciudad, Jordi Mestre, anunció que renunciaba a mantener esta responsabilidad. Los motivos eran claros: había vendido su cadena Selena Group al fondo canadiense Brookfield Asset Management por 440 millones de euros e iniciaba una nueva etapa profesional. Ahora, lejos del sector alojativo.

La reunión, un acto “burocrático”

Mestre había sido elegido por unanimidad en julio de 2019. Precisamente, como sustituto de Clos. Fuentes próximas a la entidad manifiestan que la reunión celebrada este jueves para abordar el relevo a sido un simple “acto burocrático”. Señalan que los hoteleros de la capital catalana daban por sentado que el dueño de Derby Hotels recuperaría una responsabilidad que ejerció durante 20 años y que la votación para (re)nombrarlo ha conseguido la unanimidad. 

Los mismos interlocutores aseguran que el buen recuerdo que dejó esa etapa propiciaba que renombrar a Clos fuera la opción más acertada. Incluso para las voces más críticas con el equipo gestor de la institución, que son minoritarias y que criticaban que la actividad de Derby Hotels como tal en la capital catalana es muy limitada. Con todo, es la ciudad del empresario y donde mantiene el grueso de su mecenazgo. Por lo que no se puede alegar desconocimiento ni del día a día ni de las instituciones locales.

Impacto del coronavirus

Esto es clave en el momento actual, donde la crisis del coronavirus aún marca la realidad del sector turístico y, por ende, del hotelero. Las restricciones sanitarias persisten y el verano ha generado un repunte de los visitantes que aún está lejos de las cifras previas a la pandemia.

De hecho, la situación económica de muchos grupos que operan en la ciudad no está en su mejor momento. Mestre fue uno de los primeros en firmar una venta millonaria de una firma que, en otros momentos, presentaba una rentabilidad asegurada. El mercado da por sentado que se darán más operaciones de este perfil y confirman que el apetito inversor prosigue. Hay dinero internacional y los hoteles en Barcelona, más allá de una situación sobrevenida como la pandemia, son un activo que ofrece garantías. El problema de los grupos locales que aún operan, la mayoría familiares, son las tensiones de tesorería que ha dejado la pandemia.

Este será uno de los retos a los que debe hacer frente el Gremi d’Hotels. Hay un relevo en la presidencia, pero la gestión será continuista.