Menú Buscar

Jesús Ger malvende Marina d'Or por 250 millones de euros

El empresario busca colocar el complejo de ocio con rapidez para entrar en el mercado inmobiliario en China

Jesus Ger, dueño de Marina d'Or / CG
08.05.2018 00:00 h.
5 min

Se conocía la venta del complejo. Incluso su tasación: 1.600 millones. Lo inaudito es el dosier que circula ahora entre inversores inmobiliarios e intermediarios: Jesús Ger García malvende Marina d'Or por 250 millones de euros. El empresario busca colocar con rapidez el complejo de ocio de Oropesa del Mar (Castellón) para entrar en el mercado inmobiliario en China.

Según el briefing de venta al que ha podido acceder este medio, la ciudad de vacaciones y epítome de la burbuja inmobiliaria en España se está ofreciendo por 250 millones, cifra que se repartiría entre 138 millones derivados de la venta de activos y otros 112 millones que enjugarían la deuda bancaria. A esta cifra se le sumaría el pelotazo de Marina d'Or Golf, un desarrollo urbanístico de 8,3 millones de metros cuadrados que ha bloqueado el Tribunal Supremo, pero que la empresa sigue empecinada en acometer. Este paquete encarecería la operación, al estar tasado en 175 millones de euros más. ¿Qué se llevan los comisionistas de todo ello? Por los activos, el 3%. Por la deuda, un 1%, según la oferta que está sobre la mesa.

Entrada en China

¿Por qué vende ahora Ger toda Marina d'Or tras tomar posiciones en restauración en los últimos años? "La necesidad de liquidez. Busca quitarse de una vez por todas el complejo de su porfolio y entrar en el mercado inmobiliario chino, en el que ve retornos mucho más grandes", han indicado fuentes cercanas al empresario de origen catalán.

Ello le supondría un esfuerzo enorme de tesorería. Tanto es así que Ger ha tanteado a intermediarios para que coloquen el complejo por 250 millones de euros. Hace un año, declaró que lo tasaba en 1.600 millones, según avanzó OkDiario. ¿Qué incluye el paquete? "Siete hoteles, 80 locales comerciales, 128 apartamentos turísticos, un balneario de agua marina, ocho parques de ocio, zonas deportivas, un centro de estética, una parcela edificable con uso hotelero, el palacio de exposiciones y dos plantas de cogeneración y ósmosis". La fallida Marina d'Or Golf --el Supremo y el Ayuntamiento de Cabanes (Castellón) lo han vetado-- y sus ocho hoteles, tres campos de golf y 9.177 apartamentos complementarían el paquete.

"Depende de la rotación"

Consultores hoteleros preguntados por este medio han diseccionado la oferta que está enviando Jesús Ger a los inversores. "Marina d'Or sólo es viable si consigue una rotación notable de turistas: llena en temporada alta y tira los precios en temporada baja con los turoperadores", han indicado. ¿Es viable? "Por increíble que parezca, el modelo lo es. Aunque es un complejo sin igual en España, hay otras ciudades de vacaciones menores cuya cuenta de resultados están saneadas, pues consiguen volúmenes de huéspedes espectaculares", han agregado. 

"El quid de la cuestión es lograr recortar costes al máximo, porque la amortización ya es muy larga de por sí. Pero trabajar a volumen no significa condenarte. Hay hoteles boutique autocontenidos e instalaciones espectaculares que luego tienen sólo 60 habitaciones para alimentar la cuenta de explotación. Por mucho que eleves precios, tu cuenta de resultados no marcha", han indicado.

"Crecimiento del 9% en 2017"

Es precisamente esto, un saneamiento gradual --está cargado con una deuda total de 131 millones de euros-- lo que promete el dueño de Marina d'Or a los inversores. El briefing al que ha accedido este medio promete un crecimiento de ventas del 9% en 2017, aunque el documento está elaborado sin cerrar el ejercicio. Sostiene que las ventas llegarán a los 51,8 millones de euros. El dosier del complejo de apartamentos y hoteles revela que el beneficio neto llegó a 1,3 millones de euros en agosto del pasado ejercicio, con un beneficio bruto (ebitda) de 9,25 millones. El pasivo exigible, no obstante, había aumentado el 2,30% a cuatro meses del cierre de año: sumaba 131 millones.

Contactado por este medio, Marina d'Or ha rechazado responder a los requerimientos informativos formulados.

¿Quiere hacer un comentario?