Menú Buscar
Carlos Fernández, jefe de La Tagliatella, paga 310 millones al fundador de la cadena Amrest para llegar al 67%

El jefe de La Tagliatella se apoya en Colonial y Santander para poner 310M€ más en AmRest

Carlos Fernández eleva al 67% su peso en la cadena de restauración tras comprar el 10,67% al fundador Henry McGovern. Cobra 58 millones de dividendos de las dos compañías del Ibex 35

11.05.2019 00:00 h.
5 min

El mexicano Carlos Fernández suma ya el 67% de AmRest, la plataforma líder de restauración multimarca de Europa, que cuenta ya con 2.138 establecimientos, entre ellos los que forman la conocida franquicia de comida italiana de La Tagliatella.

Lo hace tras formalizar la compra pactada a finales de marzo por el 10,67% del capital de la multinacional que estaba en manos Henry McGovern, fundador de la cadena hace 25 años, que se desvinculaba por completo de la gestión y abandonaba el cargo de consejero delegado.

Sobrecoste del 31,5%

Fernández ni siquiera esperaba a hacer efectiva la compra en el plazo fijado del 10 al 15 de mayo. Un día antes, el pasado jueves, ya comunicaba a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que su holding Finaccess, a través de la subsidiaria FCapital Dutch, había pagado a Gosha --patrimonial de McGovern-- los casi 310 millones de euros pactados entre ambos empresarios.

Un precio que supone pagar a 13,22 euros cada uno de los títulos del paquete de 23,42 millones de acciones adquiridas, con un sobrecoste del 31,5% sobre el último cierre de la cotización de AmRest, que el pasado jueves, tras presentar los resultados del primer trimestre, cedía un 16% dejando el valor de los títulos en 9,06 euros.

Valor del 67% de AmRest: 1.340 millones

Tras el cierre de esta operación, y con los títulos en esos poco más de 9 euros actuales, los 147 millones de acciones que posee Carlos Fernández tienen un valor de mercado de 1.340 millones de euros.

El empresario azteca cuenta con recursos suficientes para hacer frente al pago de esos 310 millones desde que en 2012 recibiera su parte en el botín que supuso el reparto, entre varias sagas aztecas cerveceras, de 18.000 millones de euros al vender a la belga AB InBev el Grupo Modelo, fabricante de cervezas como Corona o Pacífico.

Lucrativas inversiones en Colonial y Santander

Pero, por si fuera poco, las inversiones financieras en España le están reportando a Fernández unas rentas de lo más lucrativas, con los dividendos percibidos por sus participaciones en la inmobiliaria Colonial y en el Banco Santander, donde, además de consejero, suma actualmente el 15,75% y el 0,114%, respectivamente.

Por ambas sociedades, el empresario mexicano ha recibido en los últimos 4 años 42 millones de euros, y dentro de un mes cobrará otros 16 millones, correspondiente al dividendo ordinario que abonará Colonial, que se unirán a los 2,4 millones que le abonaba el Santander entre febrero y el pasado 2 de mayo. Total, 58 millones de euros percibidos de ambas sociedades del Ibex 35.

Baja el beneficio tras subir un 39% el gasto de personal

La operación de compra por parte de Fernández para llegar al 67% del capital en AmRest se producía un día después de que la cadena presentara las cuentas del primer trimestre, con una caída del beneficio del 15,5%, hasta 3,8 millones de euros.

Un retroceso justificado por el grupo de restauración por el fuerte aumento registrado en los costes laborales, de casi el 39%, como consecuencia de los 281 establecimientos abiertos en los últimos doce meses, de los que 25 lo fueron entre enero y marzo.

Más ventas y Ebitda duplicado

Los costes laborales representan la cara negativa. La positiva, el aumento de las ventas un 28%, hasta 445 millones de euros, y ver duplicado el beneficio operativo (Ebitda), que rozaba los 77 millones, por los apenas 34 de un antes.

Solo en España, AmRest facturaba entre enero y marzo 65 millones, un 17,8% más, y el Ebitda se incrementaba un 42%, acreditando 16,5 millones.

A lo largo de 2019, como comentaba Peter Kaineder, director de Estrategia de la cadena de restauración, el objetivo, tras un año de fuerte actividad en fusiones y adquisiciones, pasa por “asimilar esas compras y poner de relieve las sinergias identificadas con las operaciones realizadas”.