Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la sede de Indra / EUROPA PRESS

ISTI (Indra) y los sindicatos llegan a un acuerdo que afectará a 580 empleados

La compañía incluye prejubilaciones, recortes salariales y medidas de formación para el personal en su plan de transformación

4 min

Indra Soluciones Tecnológicas de la Información (ISTI) y una amplia mayoría de la representación legal de los trabajadores han alcanzado un acuerdo que pone fin al proceso de consultas del procedimiento de reorganización laboral iniciado el pasado 20 de octubre, y que supondrá la salida de la compañía de 580 trabajadores, frente a los 1.036 recogidos en la propuesta inicial.

En un comunicado, Indra remarca que durante las negociaciones celebradas en estas últimas semanas ambas partes han hecho un esfuerzo para lograr un acuerdo que minimiza el impacto del proceso de reestructuración en el volumen de empleo con la incorporación de un conjunto medidas alternativas.

ERTE para la formación

En concreto, se han fijado medidas de flexibilidad interna para reducir el número de afectados por la amortización de puestos de trabajo y mejorar la formación y recualificación de un grupo importante de empleados de la filial de Tecnologías de la Información (TI) de Indra.

Entre ellas, se encuentra la suspensión temporal del contrato de trabajo (ERTE) como medida para facilitar la formación y recualificación profesional y, por tanto, la conservación del empleo, para un máximo de 125 trabajadores. Durante un periodo de seis meses éstos estarán obligados a realizar el programa de formación y recualificación profesional elegido y sufragado por la empresa, lo que permitirá al empleado obtener una certificación de aptitud en determinadas habilidades relevantes para mejorar su empleabilidad.

Recortes

Asimismo, se ha acordado un ajuste salarial para un colectivo de empleados con salarios, según la compañía, superiores a la media de su rol o actividad, como medida para la conservación del empleo, que afectará a un máximo de 100 empleados.

Como consecuencia de estas iniciativas, añade su comunicado, la reducción del número de afectados por medidas extintivas de contrato desde el inicialmente previsto y planteado por la empresa ha descendido desde los 1.036 trabajadores hasta un máximo final de 580 empleados.

Prejubilaciones

Asimismo, según la nota, empresa y representantes de los trabajadores también han acordado mecanismos de protección a los empleados que, por su edad, se encuentran más próximos a la edad de jubilación. Según han informado fuentes sindicales, del máximo de 580 amortizaciones de puestos de trabajo acordado, más de 220 serían prejubilaciones a partir de los 57 años.

Estas personas percibirán una prestación correspondiente al 80% del salario fijo bruto, descontando la cantidad de la prestación de desempleo, hasta los 63 años. Para los que tengan más de 63 años, la empresa propone una indemnización equivalente a 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

Plan de transformación

Por otro lado, también se han establecido medidas de protección de determinados colectivos más vulnerables o merecedores de un tratamiento más favorable para la conservación del empleo, así como un plan de recolocación externo mejorando las exigencias de la legislación vigente para proteger y fomentar la recolocación o el autoempleo.

El acuerdo para la transformación de la plantilla de ISTI tiene entre sus principales líneas de acción la reducción de costes de no personal, la mejora de los procesos internos y nuevos modelos de trabajo, reorientar la inversión en Capex y ajustes de balance, junto a la transformación de la plantilla.