Menú Buscar
Luis Delso, presidente de Isolux en la declaración en el Parlamento catalán en la 'comisión Pujol' y la sede del grupo en Madrid.

Isolux presenta a la banca su plan para cederles el control de la compañía

Luis Delso propone canjear el total del pasivo, 1.200 millones, con el 95% de las acciones de la compañía y diluir su participación y la del vicepresidente al 5%

Redacción
2 min

Isolux Corsán ha oficializado su plan de rescate para evitar la quiebra de la compañía. El presidente del grupo, Luis Delso, implicado en el caso Pujol, entregó junto al vicepresidente, José Gomis, la propuesta que han diseñado para ceder el control de la firma a la banca acreedora a cambio de borrar la abultada deuda que la hace insostenible.

Es decir, canjear 1.200 millones de euros por el 95% de las acciones de Isolux. Las entidades y bonistas controlarán este paquete y los dos primeros ejecutivos diluirán sus respectivas participaciones, según su propuesta, aunque continuarán vinculados a la empresa al repartirse el 5% de capital social restante. 

Refinanciación de 800 millones

La compañía arrastra otros 800 millones de deuda que se deberían reestructurar. Delso y Gomis aseguran que es viable liquidarla mediante la venta de activos en un plazo de cinco años.

El plan de rescate deberá sumar como mínimo el 75% de adhesiones de los acreedores para que salga adelante. Disponen de tiempo hasta mediados de julio para recabar todos los apoyos necesarios, ya que la homologación judicial está prevista como muy tarde el 29 de julio.

Si se consigue luz verde, la banca inyectará los 150 millones restantes del total de 200 que la empresa necesita para evitar la quiebra.

Pérdida de 39 millones

Delso y Gomis han dado a conocer su propuesta de rescate al mismo tiempo en el que han presentado los resultados del primer trimestre. La compañía perdió otros 39 millones hasta marzo derivados de sus problemas de liquidez.