Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los nuevos trenes de alta velocidad con los que Ilsa comenzará a operar en España / ILSA

Iryo, el primer operador ferroviario privado de alta velocidad en España

La marca comercial de Ilsa comenzará a operar durante la segunda mitad de 2022

3 min

La liberalización del transporte ferroviario en España ha provocado una guerra por la alta velocidad española, que es la segunda en extensión a nivel mundial. Ilsa, participada por los accionistas de Air Nostrum y Trenitalia, ha desvelado el nombre comercial que llevarán rotulados sus trenes: iryo.

La operadora nacional francesa SNCF entró en el mercado español de low cost de AVE con Ouigo y ahora Ilsa quiere hacer lo mismo con iryo, con una ligera diferencia: será el primer operador privado de alta velocidad de España. Durante la segunda mitad de 2022 operará el 30% de las frecuencias de las líneas rápidas en Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Círdiba, Valencia, Alicante y Zaragoza.

Flota nueva de trenes

Iryo empezará a operar en España con la única flota de trenes totalmente nuevos del mercado. De hecho, que Trenitalia esté en el accionariado no es casualidad y los célebres Frecciarossa serán los utilizados, con 20 unidades de ETR 1000, para operar todas sus rutas peninsulares.

Presentación de iryo, el primer operador privado de alta velocidad en España, en la estación de Atocha / ILSA
Presentación de iryo, el primer operador privado de alta velocidad en España, en la estación de Atocha / ILSA

Los convoyes han sido fabricados entre Italia y España por Hitachi Rail en colaboración con Bombardier Transportation, perteneciente al grupo Alstom. Estos trenes, además, cuentan con el plus de ser los más sostenibles de la alta velocidad europea, con un 95% de materiales reciclables y con un ahorro del 80% de dióxido de carbono por persona y trayecto. Esta flota ha costado 1.000 millones de euros.

2.600 empleos

Los directivos de Ilsa, entre los que se encuentran el presidente Carlos Bartomeu, el consejero delegado Simone Gorini y el director general Víctor Bañares, esperan generar alrededor de 2.600 empleos directos e indirectos en toda España. El objetivo de la nueva operadora ferroviaria es atraer a 50 millones de pasajeros en los próximos diez años.

“Nuestra fórmula está basada en varios pilares: altísima calidad operativa, cumplimiento escrupuloso de la regulación vigente, tecnología y equipos de última generación, y una cultura de servicio diferencial, en la que hemos invertido mucho tiempo y dinero. Este conjunto de atributos creo que será la principal ventaja competitiva de Ilsa”, ha enfatizado el presidente de Ilsa durante el acto de presentación de iryo esta noche en la estación de Atocha de Madrid. El operador privado ganó el paquete B --el segundo con el mayor número de frecuencias después del adjudicado a Renfe-- en la licitación lanzada por Adif en noviembre de 2019 para la liberalización del transporte ferroviario en España.