Menú Buscar
Fachada de la Bolsa de Madrid / EP

Los inversores recuperan la 'nueva normalidad' y las negociaciones se disparan un 110% en junio

La Bolsa española negocia un total de 49.721 millones en junio, un 18% más que en el mismo mes de 2019 y un 69,5% por encima del pasado mayo

3 min

Son meses de mucha volatilidad. El miedo inversor, derivado por la inestabilidad en los mercados, ha propiciado unas cifras en las negociaciones y en la retirada de depósitos sin precedentes. No obstante, con el control de la pandemia en Europa, las bolsas y la renta fija han recobrado cierta estabilidad, aunque aún falta mucho terreno por conquistar para llegar a niveles previos al coronavirus.

En este sentido, la Bolsa española negoció en renta variable hasta 49.721 millones de euros en junio, lo que se traduce en un 18% más que el mismo mes del año pasado y un 69,5% más que en mayo, con un mercado tensionado por las medidas de confinamiento en los principales países europeos. 

Disparadas las negociaciones

Pero hay una variable que sigue descontrolada en el parqué de España. Las negociaciones, marcadas por la alta volatilidad generada en los mercados, se incrementaron un 110% más que en junio de 2019 hasta llegar a los seis millones. La cifra también aumenta respecto a las de mayo, con un +41%. 

En los seis primeros meses del año se realizaron 28,8 millones de negociaciones, un 57,2% más que el año anterior. En el mes de junio, BME (Bolsas y Mercados Españoles) alcanzó una cuota de mercado en la contratación de valores españoles del 77,3%. 

Las acciones, predilección por los inversores

Las acciones siguen siendo el instrumento favorito de los inversores y en junio se contrataron 49.721 millones de euros, un incremento del 18,3% respecto al mismo mes del año anterior y un acelerón del 70% respecto a mayo de este 2020. 

La negociación en ETFs sigue experimentando durante este año un significativo incremento y hasta junio la variación acumulada es del +76%. En el mes de junio, la contratación se disparó un 184% y las negociaciones se incrementaron más de un 311% respecto al mismo período del año anterior. 

Los inversores confían en la renta fija

Los inversores, por otra parte, vuelven a dejar claro que en esta crisis la opción de invertir en deuda privada y soberana la consideran como una buena opción como medida de protección ante la inestabilidad provocada por el coronavirus. Según datos de BME, el volumen total contratado en junio en los mercados de renta fija aumentó hasta los 37.258 millones de euros, un 78,4% más que en mayo y un 32,8% más que en el mismo mes del año anterior

Las admisiones a negociaciones en deuda pública y privada se incrementaron un 53% respecto a mayo y hasta un 150% respecto al mismo mes del año anterior. El saldo vivo se situó en 1,7 billones de euros, lo que supone un ascenso del 7,1% en lo que va de año.