Menú Buscar
Un independentista trata de cortar la Ronda Litoral de Barcelona en la huelga del 8N / EFE

Intersindical advierte que no puede convocar otro ‘paro de país’

El sindicato independentista que impulsa el entorno de Puigdemont reconoce que le faltan los herramientas para pedir una huelga general en el primer aniversario del 1-O

03.09.2018 14:32 h.
3 min

Intersindical-CSC, la organización independentista a la que quiere dar alas el entorno de Carles Pugidemont, ha advertido este lunes que no está capacitado para acatar la propuesta de la ANC y convocar otro paro de país como conmemoración del primer aniversario del 1-O. Ha asegurado en declaraciones a Europa Press que “no dispone conceptualmente” de las herramientas necesarias para registrar otra huelga general para cumplir con el propósito de los secesionistas.

La organización liderada por Carles Sastre, condenado por el asesinato del empresario Josep Maria Bultó en su etapa en Terra Lliure, hizo lo propio en las dos protestas anteriores. La que tuvo lugar el 3 de octubre y la de noviembre. En la primera contaba con el apoyo de la CGT, pero este sindicato se desmarcó de la segunda protesta independentista.

‘Huelga mixta’ del 8N

Promover las movilizaciones del 8 de noviembre ha llevado a Interesindical-CSC ante la justicia. Foment del Treball alega que los únicos motivos que sustentaban esta huelga eran políticos. La patronal recibió un primer revés del TSJC.

Ocho meses más tarde, los responsables de Intersindical afirman que no pueden alegar motivos laborales ni una demanda general de la ciudadanía en el nuevo paro de país, una idea que surge de Pilar Rahola. Cabe tener en cuenta que el Alto Tribunal catalán avaló la “huelga mixta” del 8-N, a medio camino entre una protesta política y una laboral.

Más apoyo

“Desde Intersindical hacemos una llamada a los diferentes agentes del independentismo para acordar una respuesta”, afirman los responsables de la organización en un comunicado. Enfatizan que no pueden convocar la huelga general “solos”, pero sí que podrían dar el paso si tanto la “sociedad civil como el resto de sindicatos” se posicionan a favor de esta opción.

Si se llega a concretar la demanda del nuevo paro de país, la cúpula de la entidad se replantearía su posición. Los mismos interlocutores destacan que formarán parte de los “eventos políticos que nos permitan continuar el camino de la implementación de la república catalana”.

Pero no parece que el resto de sindicatos estén por la labor. Como mínimo, los mayoritarios. CCOO y UGT de Cataluña han visto como el debate independentista llevaba al límite las relaciones internas en la organización. Sí que plantean recordar el 1-O, pero no con medidas que impliquen nuevos paros productivos.

 

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información