Menú Buscar
Inteligencia artificial / PIXABAY

El 37% de los directores de RRHH admiten el impacto de la inteligencia artificial en la actualidad

Un estudio apunta que el desarrollo de la IA en las empresas tendrá importantes consecuencias positivas en un futuro a corto plazo

04.10.2018 11:03 h.
4 min

Los avances tecnológicos están cambiando las reglas de juego de las empresas. El desarrollo de la robótica, del internet de las cosas y de la inteligencia artificial (IA), entre otros muchos factores, están obligando a las compañías a adaptarse a nuevas formas de organizarse, a nuevos modelos productivos y a nuevas estrategias de recursos humanos para hacer frente a esta realidad que avanza a un ritmo vertiginoso.

Adecco ha realizado un estudio para medir el impacto directo e indirecto de la inteligencia artificial en el mundo laboral. El resultado refleja que, a pesar de que esta tecnología está aún en pleno desarrollo, el 37% de los directores de recursos humanos encuestados opina que la inteligencia artificial ya tiene una relevancia significativa, es el presente y es una realidad en estos momentos. El 48% sostiene que el verdadero impacto llegará pronto, en un futuro a corto plazo, y que hay que estar preparados para cuando eso ocurra.

Las ventajas de la inteligencia artificial

El 93% de los encuestados aseguran que la IA, además de mejorar la productividad y rendimiento de los trabajadores, tendrá un impacto positivo en la actividad económica de nuestro país. Además, el 60% de los directores de recursos humanos considera que el principal beneficio de la inteligencia artificial en las empresas será la posibilidad de diseñar mejores estrategias empresariales.

Otros de los puntos fuertes que señalan los participantes sobre la IA en las empresas son la ayuda a destacar sobre la competencia (23%) y la capacidad de conocer merjor a los clientes para adaptarse a sus necesidades (15%). El 3% restante piensa que la ventaja más importante será conocer mejor los productos.

IA y trabajadores

Al igual que ocurre con la robótica, a menudo se habla del riesgo que puede suponer el desarrollo de la inteligencia artificial en los trabajadores. Sin embargo, el 74% de los expertos en recursos humanos está convencido de que no hay por qué preocuparse. De ellos, el 67% opina que la posible eliminación de puestos de trabajo se verá claramente compensada por la creación de otros nuevos, de tal manera que el número de ocupados permanecerá estable, mientras que el 7% cree que se crearán nuevas necesidades que requerirán de un mayor número de profesionales del que existe ahora y las empresas deberán ampliar sus plantillas.

Sólo un 26% de los encuestados piensa que la inteligencia artificial provocará la destrucción de puestos de trabajo a un mayor ritmo del que se crearán otros nuevos y que el balance total será negativo.

Mayor productividad

La práctica totalidad de los expertos (el 94%) está seguro de que la IA servirá para incrementar el rendimiento humano. Tanto es así que el 98% de ellos considera que la implementación de estos sistemas conllevará un aumento exponencial de la productividad de las empresas, aunque el 73% cree que para ello será necesario aprovechar al máximo el verdadero potencial de las tecnologías inteligentes. Únicamente el 2% de los directivos consultados sostiene que el crecimiento de la productividad no será tan elevado.

Además de mejorar la productividad, la inteligencia artificial podría también mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, tal y como opina el 72 % de los encuestados. Estos aseguran que estas tecnologías se encargarán de las tareas rutinarias que entorpecen el trabajo de los profesionales. El 28 %, en cambio, considera que aportarán beneficios a los empleados, pero no tantos como para afirmar que mejorará su calidad de vida.