Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Oficina de Bankia / EP

La integración con Caixabank ajustará la plantilla envejecida de Bankia

Un tercio de la plantilla supera los 50 años de edad en la entidad dirigida por José Ignacio Goirigolzarri

4 min

Caixabank y Bankia ya perfilan los detalles de la fusión que dará lugar al mayor banco en España. Una de las grandes preocupaciones del sector, y de ambas entidades en particular, es el alto coste que tienen sus plantillas del personal más veterano.

Con la creación de la nueva compañía, el recorte de empleados es evidente, tal y como temen los propios empleados de ambas sociedades. No obstante, a sendos consejos de administración le preocupa más la situación de los trabajadores de la entidad dirigida por José Ignacio Goirigolzarri debido a sus condiciones contractuales que dispara el gasto salarial de Bankia. 

Una plantilla envejecida

Y es que, según consta en la información no financiera perteneciente al ejercicio de 2019 de Bankia, la entidad se gastó 1.119 millones de euros en masa salarial y un total de 15.509 personas en nómina.

Del total del personal que tiene contratado la entidad financiera, casi un tercio tiene más de 50 años, concretamente 4.428 personas, mientras que en horquilla entre los 30 y los 50 hay 11.022 empleados. Los trabajadores más jóvenes apenas tienen relevancia y Bankia tiene a 159 juniors en nómina a cierre de 2019. 

Los viejos convenios, clave

Fuentes del sector financiero explican a este periódico que los consejos de administración entienden que los costes en el personal de la entidad son muy altos provocados, en gran parte, por los convenios que firmaron las antiguas cajas, que dieron forma a Bankia, con sus trabajadores.

Las mismas voces recalcan que los salarios que perciben dichos empleados, con una edad superior a los 50 años, son más cuantiosos a los de la media que cobran otros compañeros de otros bancos.

Planteamiento del ERE

Según diversas fuentes consultadas por este medio, el ERE está descontado aunque “faltan por conocer los detalles de los despidos”. Además, aseguran que las condiciones que podrían ofrecerse para los empleados más veteranos son “muy ventajosas” tanto para los propios trabajadores como para la nueva entidad.

“En este tipo de acuerdos se suele garantizar el 80% del salario que se percibe y una indemnización”, señalan las fuentes consultadas. “Estas condiciones aliviarán las cuentas del nuevo banco en masa salarial y los trabajadores podrían quedar ampliamente satisfechos”, apuntan.

Los sindicatos se quejan

Con este contexto, los sindicatos han lamentado que la fusión entre Caixabank y Bankia vaya a provocar una cascada de despidos. Tanto CCOO como UGT han aseverado que van a “hacer todo lo posible” para salvar el mayor de puestos posibles. 

Un estudio de Barclays estima que el personal afectado por la potencial fusión se elevaría a cerca de 10.000 empleados. Del mismo modo, la estimación de despidos se sitúa entre los 2.500 y 7.500 en función de si el plan es más o menos agresivo.