Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Labores de extinción del incendio en la petroquímica de Tarragona donde se produjo la explosión el pasado martes / BOMBERS

Inspección Trabajo sancionó cuatro veces a Ia petroquímica de Tarragona

Multas, de entre 2.000 y 8.000 euros, por las condiciones de trabajo e incumplimientos en materia de seguridad y salud

3 min

La Inspección de Trabajo ha desvelado este que IQOXE, la empresa petroquímica de Tarragona donde el martes explosó un depósito de óxido de etileno, ha recibido cuatro sanciones en los últimos años.

Según ha explicado el conseller de Treball, Chakir El Homrani, las multas, por "diversos incumplimientos de normativa", oscilan entre los 2.000 y los 8.000 euros. Una se impuso por las condiciones de trabajo y las otras tres por incumplimientos en materia de seguridad y salud

Dos expedientes a Iqoxe

Además, Inspección ha abierto dos nuevos expedientes tras la deflagración que se produjo el martes en sus instalaciones de Tarragona, que ha causado tres víctimas mortales y siete heridos de diversa consideración. "Trabajaremos para clarificar las causas y responsabilidades de un accidente muy grave. Queremos ir hasta el fondo", ha puntualizado El Homrani. 

El consejero ha detallado que los especialistas de Inspección aún no han podido acceder a la empresa porque sus instalaciones están confinadas hasta que los cuerpos de emergencia acaben su intervención y certifiquen que es seguro su acceso.

"Olla a presión"

Uno de los heridos en el accidente de la fábrica, Felipe Rendón, ha asegurado que, antes de la explosión, oyó "un ruido muy fuerte, como si fuera una olla a presión, como si saliera vapor o gas". En declaraciones a RAC1, ha explicado que tras la deflagración, que le quemó una mano, recibió el impacto de un trozo de chatarra del tamaño de la esfera de un reloj de pulsera, que se le incrustó en el cráneo.

"Cuando explotó todo, noté como si se me estuviera fundiendo la cabeza; nunca pensé que tendría un metal", ha señalado el trabajador de la fábrica, a quien los médicos del Hospital Joan XXIII de Tarragona le extirparon el hierro y que ahora está ingresado en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, donde le operarán de las quemaduras que tiene en la mano. "Estoy bien, dentro de lo que cabe, bastante mejor", ha dicho el herido.