Menú Buscar
La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Fátima Báñez, junto a la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Dolors Bassa / CG

La Inspección de Trabajo convirtió 3.300 contratos temporales en fijos el verano pasado

Una campaña especial enfocada al turismo en Cataluña obligó a las empresas a regularizar empleos fraudulentos en hostelería, comercio e industria

3 min

Un plan especial de Inspección del Trabajo desarrollado el verano pasado en Cataluña transformó cerca de 3.300 empleos temporales en indefinidos. En concreto, 3.268 contratos fraudulentos se regularizaron con el plan que la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias lanzó en una campaña de refuerzo para el verano, destinada en concreto al sector del turismo.

Los datos se han dado a conocer este lunes por la consejera de Trabajo, Dolors Bassa, en el acto de firma de un convenio de cooperación con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La ministra Fátima Báñez ha acudido a Barcelona a rubricar el acuerdo.

Hostelería en el punto de mira

Casi 25.000 casos fueron investigados por la inspección en respuesta a las órdenes de servicio recibidas. En total, se detectaron más de 5.000 infracciones. Los resultados, además de la conversión de contratos temporales en indefinidos, incluyen más de 3.300 altas en la Seguridad Social.

La mayor parte de los contratos fraudulentos que se descubrieron fueron en hostelería (2.536), donde 1.839 personas pasaron de tener un falso contrato temporal a ser reconocidos como indefinidos. En comercio, se detectaron 1.546 contratos irregulares y en industria 1.037.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Fátima Báñez, junto a la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Dolors Bassa / CG

Cooperación Cataluña- España

El acuerdo firmado hoy entre la ministra Báñez y la consejera Bassa refuerza la cooperación entre el Gobierno y la Generalitat en materia de inspección de trabajo. La nueva comisión, en la que también participará el Gobierno del País Vasco --ya que también tiene las competencias transferidas-- se reunirá dos veces al año.

El fraude en el empleo es el “enemigo de las dos administraciones, la catalana y la española”, ha destacado la ministra. El convenio establece las bases para “la colaboración y la cooperación por el empleo de calidad”, ha añadido Báñez, en una comparecencia breve y en la que no ha aceptado preguntas.

En la nueva comisión, los responsables de la Inspección de Trabajo de ambas comunidades autónomas y del Gobierno establecerán conjuntamente los criterios de las campañas de inspección: "Podremos establecer criterios, tener voz en los programas de inspección y planificar los recursos humanos", ha explicado Bassa, que sí ha atendido a los medios de comunicación.

La ministra de de Trabajo y Seguridad Social ha aprovechado también para felicitar a los catalanes por estar “contribuyendo en primera persona” a la recuperación económica. Más de 58.000 empleos han aflorado desde que se lanzara plan de lucha contra el fraude en 2012, lo que supone regularizar un 55% más el empleo, respecto del periodo anterior comparado.

 

Destacadas en Business