Menú Buscar
Imagen de una cárnica, una de las industrias donde Inspección de Trabajo ha lanzado una campaña en Cataluña / EP

Inspección de Trabajo aflora 13.000 empleos en Cataluña

Ha interpuesto casi 9.000 sanciones valoradas en 30 millones hasta septiembre en una acción que los sindicatos piden que continúe por las cárnicas

30.10.2019 19:15 h.
4 min

Inspección de Trabajo en Cataluña ha explicado este miércoles que en los nueve primeros meses del año su actuación ha propiciado que aflorasen 13.000 empleos en la comunidad. La regularización laboral ha ido precedida de casi 9.000 sanciones a las empresas incumplidoras, el 16,6% más que el mismo periodo del ejercicio precedente. Han generado unos ingresos de 30,1 millones de euros al organismo dirigido por Maria Luz Bataller

La multa media de las 8.993 multas ha sido de 3.395 euros. El 70% han sido interpuestas por la organización catalana, mientras que el 30% restante ha corrido a cargo de la actividad inspectora estatal. Al final, el Sistema de Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha finalizado 39.614 expedientes hasta septiembre, el 2,3% más que los que se habían cerrado en los nueve primeros meses del año en 2018.

11% más de denuncias

El organismo catalán ha hecho lo propio con 21.066 documentos, el 1,5% más. En cuanto a las denuncias, el principal mecanismo que lleva a la actuación de esta entidad que vela por un trabajo con todas las condiciones, han incrementado el 11% hasta las 9.087 presentadas.

La directora de la Inspección de Trabajo, Maria Luz Bataller, junto al consejero de Trabajo, Chakir El Homrani (c), y el secretario del departamento, Josep Ginesta (i) / EP
La directora de la Inspección de Trabajo, Maria Luz Bataller, junto al consejero de Trabajo, Chakir El Homrani (c), y el secretario del departamento, Josep Ginesta (i) / EP

Los principales motivos son las irregularidades en las relaciones laborales (4.362 denuncias), y el tiempo de trabajo y los salarios. De hecho, la acción del supervisor ha propiciado que 9.591 contratos temporales pasaran a indefinidos en el periodo analizado. Se han impuesto 299 multas por este motivo e implica un incremento del 26% respecto a los datos obtenidos en el ejercicio anterior.

Hostelería y comercio

Los 13.000 contratos aflorados suponen el 3,5% más que en 2018 y afectan de forma especial a trabajos en negro en hostelería y comercio. El 95% de los empleados que no cotizaban eran por cuenta ajena, y el 5% restante por cuenta propia. Al final, 12.207 personas han sido dadas de alta a la Seguridad Social, el 1,6% más, y las cotizaciones han subido el 7%. Han llegado a los 99,55 millones de euros en cuotas reclamadas.

Imagen de archivo de un curso de hostelería, la formación profesional para desempleados que ha llevado al gremio sectorial de Castelldefels al límite por los impagos del Govern / EFE
Imagen de archivo de un curso de hostelería, uno de los sectores donde se concentra más fraude laboral / EFE

Inspección de Trabajo de Cataluña ha presentado los datos y ha anunciado que da por cerrada la campaña iniciada en uno de los sectores donde se han concentrado un gran número de irregularidades en todo el país, las cárnicas. Señala que se ha saldado con 7.289 empleados regularizados y con la fiscalización de 90 empresas y 23 cooperativas que servían para evitar dar de alta a trabajadores de las compañías.

Al final, las multas impuestas han implicado una recaudación de 8,1 millones en concepto de las cuotas de los periodos que se han regularizado.

Demanda sindical

El anuncio de la Inspección ya ha propiciado que los sindicatos muevan ficha. UGT ha pedido que se reconsidere mantener la campaña en este sector por las trampas que asegura que aún existen en la contratación.

Señalan que muchas cárnicas se mantienen en fraude de ley porque usan “empresas pantalla” que suministran trabajadores a las grandes industrias. Exigen que la mano de obra que emplean estos grupos deben ser reconocidos como tal, con todos los derechos y las condiciones laborales del resto de compañeros. El sindicato señala que mantendrá sus reclamaciones (y denuncias) para regularizar esta última parte del empleo irregular en las cárnicas.