Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Guardia Civil registrando la sede de Iniciatives Events durante la 'Operación Voloh' / EFE

Competencia investiga a Iniciatives Events por presunto amaño

Los organizadores del mitin de Carles Puigdemont en Perpiñán, bajo la lupa de la Acco por presuntas "prácticas anticompetitivas"

3 min

La Autoridad Catalana de la Competencia (Acco) investiga a Iniciatives Events y a otra empresa de iluminación por presunto intento de amaño de contratos públicos. La firma que organizó el mitin de Carles Puigdemont en Perpiñán en 2020, y cuya sede fue registrada durante la Operación Voloh contra la supuesta corrupción en el independentismo, está bajo el foco del fiscalizador del mercado. 

Ha informado de ello la propia Acco hoy en un comunicado. El controller de la competencia en Cataluña ha avanzado que ha iniciado expediente sancionador contra Iniciatives Events y Arcoiris Lighting Systems por "prácticas contrarias a la competencia". 

Ofertas coordinadas

La presunta mala praxis de Iniciatives y Arcoiris se centra en la presentación de ofertas en licitaciones públicas "en las condiciones comerciales ofrecidas a clientes privados". Todo ello, desde la "coordinación" entre las dos empresas, algo de lo que Competencia tiene indicios tras inspeccionar las sedes sociales de ambas compañías. 

Esta práctica está prohibida por la Ley de Defensa de Competencia (LDC) en su artículo 1. Desde la incoación de un expediente sancionador hasta su resolución, la Acco tiene ahora 18 meses para resolver si impone una multa o no. 

La publicista del 'procés'

Cabe recordar que Iniciatives Events es una empresa de montaje integral de eventos situada en Igualada (Barcelona). La dirigen Roc Aguilera y Toni Fusté, y en los últimos años ha estado vinculada en al menos tres ocasiones con el proceso independentista en Cataluña. 

En 2017, la Guardia Civil registró la sede de la firma y halló cerca de un millón de papeletas del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre. En 2020, Iniciatives montó el acto en Perpiñán (Francia) del expresidente catalán huido, Carles Puigdemont. Ese mismo año, el instituto armado volvió a peinar el cuartel general de la compañía en el marco de la Operación Voloh, que buscaba pruebas de presunta corrupción en el empresariado independentista.