Menú Buscar
Monedas y billetes usados en la economía sumergida / EP

El Ingreso Mínimo Vital: ¿el mejor aliado de la economía sumergida?

Economistas e inspectores alertan de que sin un control exhaustivo, la nueva prestación puede incentivar aún más la actividad informal

7 min

Tras dos meses de andadura, el Ingreso Mínimo Vital (IMV) ya ha llegado a los bolsillos de 75.000 españoles. Aunque se trata de un volumen notable, esta cifra empequeñece la cascada de solicitudes presentadas ante el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En efecto, el equipo del ministro José Luis Escrivá ha reconocido que solo la mitad del medio millón de peticiones superará los filtros para cobrar la prestación.

Entre estos, se encuentra una declaración de actividad para descartar que la renta del beneficiario exceda los umbrales fijados por ley. Sin embargo, sin un control exhaustivo, la nueva ayuda puede fomentar aún más la economía sumergida, que en España registra niveles récord desde hace décadas.

 

 

'RMI tu derecho' pide "sistema para garantizar la accesibilidad universal" / EP

La trampa de la pobreza

El Gobierno es consciente de este incentivo perverso, pero confía en que el IMV ayude precisamente a aflorar la riqueza no declarada. Algunas voces se muestran escépticas. Alberto Vaquero García, profesor en la Universidad de Vigo y experto en economía sumergida, considera que el diseño elaborado por el Gobierno requería algo más de tiempo para prevenir los fraudes. "Desde mi perspectiva creo que es necesario un mayor control por parte de las autoridades tributarias y laborales para la concesión, seguimiento y control", señala Vaquero García, 

Pese a que el docente celebra la oportunidad de la medida, alerta del fenómeno conocido como trampa de la pobreza. Teniendo en cuenta que España presenta uno de los ratios de economía oculta más elevados de la zona euro --investigaciones de Funcas y el FMI estiman que se acerca al 20% del PIB--, el IMV debe incorporar estímulos para la búsqueda de empleo y el reciclaje profesional. Si no ocurre así, Vaquero García pronostica que muchos beneficiarios pueden quedar atrapados en un bucle por el cual ni pueden dejar la prestación ni dejar de recurrir a ella para subsistir.

Importancia del marco legal

En un estudio de BBVA Research, Víctor Manuel Adame y David Tuesta identificaron los factores más importantes que justifican la mayor o menor incidencia del trabajo en negro. En conversación con Crónica Global, Adame enumera causas como la facilidad para los negocios, la rigidez laboral, el coste de contratación y la efectividad del Estado. Sin embargo, en su aproximación estadística sobre dos bases de datos internacionales, los autores hallaron en la arquitectura legal el mayor potenciador de la actividad informal.

Adame señala que el marco jurídico incluye, a su vez, elementos como la calidad regulatoria, la fortaleza de los derechos legales y la calidad del sistema judicial. En este sentido, la presencia de normas que faciliten la convivencia de rentas públicas con rentas opacas, como el caso del IMV, degradan un sistema legal y favorecen que gran parte de las transacciones no sean fiscalizadas.

Problemas y soluciones

¿Pero hay alguna forma de sacar a flote esta riqueza invisible? Para que el IMV no provoque más disfunciones en la economía española, el profesor Juan Antonio Alujas (Universidad de Barcelona) propone dos soluciones para acompañar su despegue. Más allá de cuidar el entorno legal, Alujas sostiene que debe haber un "cambio de mentalidad" para nivelar España con países como Suecia o Finlandia. "Puede sonar a tópico, pero en estos países la gente es más consciente de que debe pagar impuestos", afirma Alujas, aunque subraya que el peso de la hostelería y la construcción en el PIB español lastran la recaudación, ya que son sectores propicios a operaciones ocultas.

Para lograr este propósito, la vía más efectiva a largo plazo es la limitación del dinero en efectivo. Alujas pone como ejemplo a Dinamarca, donde no se puede pagar con papel moneda por montantes superiores a 1.000 euros. "Esta medida sería definitiva, porque no podría circular el dinero y todo intercambio quedaría registrado en cuentas bancarias", explica. El profesor añade el refuerzo de las inspecciones y la concienciación de la población como alternativas para lograr esta meta. Estas políticas prepararían el terreno para que iniciativas como el IMV no generasen aún más disfunciones en la estructura económica.

"Evitar malos usos"

La Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) se suma a estos toques de atención. La entidad destaca que "hay que establecer mecanismos persuasivos para evitar tentaciones de mal uso, estableciendo un régimen sancionador para los que lo incumplan o se aprovechen indebidamente".

Además, la IHE remarca que "es necesario coordinar estas ayudas con otras que se conceden por otras administraciones para evitar una superposición de ayudas". Esta advertencia cobra especial relevancia en Cataluña, donde el IMV coexiste con la renta garantizada de ciudadanía (RGC). Precisamente para evitar percepciones múltiples, el Govern ha empezado a adecuar su red de protección social de manera que los ciudadanos accedan a una de ellas en exclusividad.