Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Divisas en una montaña rusa

Inflación y contracción del PIB, las claves del 2022

Analizamos los factores que pueden afectar al alza inflacionista y la bajada de PIB en nuestro país

6 min

Antes incluso de la invasión de Ucrania, la economía española se estaba enfrentando a una perspectiva poco halagüeña para el presente año. Así, la inflación de febrero fue del 7,4 por ciento. Y como la invasión dio comienzo el 24, difícilmente puede ser la única culpable de la misma. Por otro lado, durante el 2021 sólo se consiguió crecer un 5 por ciento, a todas luces insuficiente si se tiene en cuenta que en el 2020 la caída experimentada por el PIB fue del 10,8 por ciento.

Además, el precio de la luz ha roto durante los últimos meses y de forma sucesiva sus máximos históricos, y lo mismo está ocurriendo con los carburantes y otras fuentes energéticas. Y todo a pesar de que en países como España, Italia y Portugal el gas no viene de Rusia, sino del sur del Mediterráneo, más concretamente de Argelia. Este país, que tradicionalmente ha mantenido estrechas relaciones con Moscú, fue uno de los 35 que se abstuvieron en la votación de la ONU destinada a condenar la invasión de Rusia a Ucrania. Con todo, y a pesar de la aparente equidistancia, ya se ha ofrecido para suministrar más gas a Europa a través de Italia.

Mayor inflación durante el 2022

Esa es al menos una de las previsiones más habituales entre los especialistas en caso de que la situación de enfrentamiento entre Bruselas y Moscú se mantenga. Es lo que parece que va a ocurrir, incluso aunque la guerra termine pronto, dado que la relación entre la Unión Europea y Rusia se ha deteriorado enormemente durante los últimos días, y es probable que se mantenga así en los próximos meses o incluso años. Existen decenas de empresas españolas establecidas en Rusia, incluyendo por supuesto algunas de las más importantes, como Inditex, Roca o la aerolínea Iberia, una de las primeras perjudicadas al cerrarse el espacio aéreo ruso para muchos países occidentales y viceversa. Por su parte, Inditex, la empresa española más reconocible más allá de nuestras fronteras, fue una de las últimas multinacionales españolas de la moda en cesar con su actividad en Rusia, al tiempo que desarrollará un plan especial de apoyo para los miles de empleados que se verán afectados por el cierre, que ha sido anunciado como temporal.

Pero las consecuencias para España van a ir más allá de las consecuencias sobre las inversiones nacionales en Rusia, ya que, como socio de la OTAN y miembro de la Unión Europea, nuestro país asume y asumirá de pleno todas las sanciones aplicables, de forma tanto oficial como extraoficial. Ya se ha visto como las empresas españolas están dejando motu propio de operar en Rusia incluso antes de una hipotética imposición por parte de las autoridades políticas, lo que en el caso de las petroleras supondría no sólo dejar operar en territorio ruso, sino también dejar de adquirir crudo de allí. Esto limita la oferta disponible y aumenta los precios de los derivados como la gasolina (está es una de las explicaciones que dan los expertos para el descomunal aumento de los precios del petróleo, además del crecimiento propio de la incertidumbre generada). Como se ha visto estos días, cuando los siempre variables precios del combustible experimentan un preocupante incremento, al ser el combustible un elemento vital en el proceso de elaboración y transporte de todo tipo de mercancías, los precios de todo tipo de insumos se disparan. Es una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía, ya tengan algún tipo de interés en el mundo de la inversión o simplemente se preocupen por el porvenir de sus ahorros.

La importancia del análisis

Prever acontecimientos de esta magnitud, tanto la guerra como la pandemia, es muy difícil, sobre todo para ciudadanos particulares que piensan en su futuro financiero o en el de sus inversiones. Las grandes compañías suelen tener planes de contingencia para todo tipo de eventos, pero en la medida de lo posible se ha de estar al día de lo que ocurre para trazar planes de acción, por humildes que sean nuestras posibilidades.

Estos análisis podrán ponerse en práctica en plataformas de trading online como Plus500 España o en cualquiera de las cuatro Bolsas que existen en nuestro país -Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao- e incluso para invertir en Bolsas extranjeras a través de algunos bancos. Es importante tener en cuenta que el riesgo de cualquier inversión puede en ocasiones ser mayor que dejar que la inflación deteriore el valor del capital ahorrado.

--

Contenido patrocinado