Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Desinfección en una fábrica (Industria) / EP

Industria, hostelería y agricultura vuelven al trabajo sin un plan frente a los rebrotes

Diversos sectores piden a las instituciones ayudas y planes específicos de cara a septiembre, coincidiendo con el regreso a las grandes ciudades tras las vacaciones

6 min

España mira con pesimismo los datos de contagios por coronavirus. Desde finales del mes de julio hasta la fecha de hoy, los casos se siguen disparando y muchas comunidades autónomas tienen peores cifras que en el inicio del estado de alarma. 

Una hipotética reclusión acarrearía unas consecuencias devastadoras en la economía puesto que miles de empresas y millones de trabajadores perderían su actividad. Por eso, los sectores más importantes piden a las instituciones atajar el aumento de casos y planes específicos de cara a septiembre, coincidiendo con el fin de las vacaciones y fechas en las que las grandes ciudades acogen a sus habitantes tras el período estival.

La agricultura se siente desplazada

El campo sufrió los primeros rebrotes tras el estado de alarma. Sanidad notificó decenas de casos de jornaleros contagiados durante sus jornadas laborales. Desde Asaja se insiste que su sector “lleva meses luchando contra el coronavirus”. Pere Roque, presidente de la asociación en Lleida, se queja de la situación insostenible ya que “nos han dejado sin asesoramiento” y explica que “nunca han recibido directrices” para luchar contra el Covid-19.

La hostelería, un sector clave para el mercado de trabajo / EFE
La hostelería, un sector clave para el mercado de trabajo / EFE

Desde esta institución también lamentan que tanto la Generalitat como el Gobierno “no se hagan cargo de los costes de los PCR” que deben realizarse los trabajadores antes de comenzar la campaña. “Por cada cuadrilla estimamos que se destinan 2.500 euros en realizar test”, señala el portavoz. 

Sin un plan estatal

Con septiembre llega la recolección de la uva y tan solo Castilla la Mancha y Andalucía han aprobado planes de medidas anti-Covid-19. En ellos se obliga el uso de mascarilla y distanciamiento social, algo que desde Asaja se ha criticado. “Es complicado trabajar a 40º con mascarilla y que en una cuadrilla no se respete los dos metros”. Por otra parte, no comparten que sean los agricultores los que tengan que notificar los positivos y tengan que realizar la labor de rastreadores. 

Andalucía, por ejemplo, avanzó que si una persona presenta síntomas de Covid-19 en los alojamientos, no acudirá a la explotación hasta no contar con una valoración médica que lo permita, permaneciendo en todo momento aislada. Tampoco acudirán los trabajadores en cuarentena o que sean casos confirmados, que también se aislarán. Finalmente, se recomienda que una vez valorado como caso sospechoso se inicie la identificación de las personas con las que han convivido.

Incertidumbre en la hostelería

Otro de los sectores que también espera un incremento de visitas a sus establecimientos en las grandes ciudades es el de la hostelería. “Vamos a ver con la vuelta de las personas a la oficina, con la gente que come fuera y con el regreso de las vacaciones como se van dando las circunstancias”, señala Emilio Gallego, secretario general de la Confederación Empresarial de Hostelería de España, quien recuerda que estos negocios tienen una situación de “incertidumbre” puesto que se han publicado órdenes que les dejan atados “de pies y manos”. 

Un agricultor del sector de la agricultura en plena cosecha / EFE
Un agricultor del sector de la agricultura en plena cosecha / EFE

“Parece que somos los únicos culpables y los organismos nos están señalando con el dedo, cuando en otros países los restaurantes, bares y discotecas están abiertos y no se producen rebrotes”, lamenta. A su vez, incide en la necesidad de activar “protocolos” que no lleven al cierre total del establecimiento, que abocan a la destrucción y el cierre de la actividad.

La industria espera que sigan funcionando los protocolos

Otro de los sectores que recibirán una avalancha de trabajadores tras las vacaciones es el de la Industria. Desde los sindicatos apuntan que desde el “primer día se trabaja de manera coordinada con las empresas para que los rebrotes se atajen de la manera más eficaz”. 

No obstante, también insisten en la necesidad de que las instituciones públicas creen un plan específico para que en caso de que se produzcan casos positivos, como los que sucedieron en la Industria cárnica en el mes de junio, no se llegue al cierre total de la fábrica y se eviten contagios.

La importancia del transporte público

El transporte público es el único medio que tienen millones de personas para desplazarse a su trabajo. Durante las últimas semanas se han visto imágenes de autobuses y vagones de metro repletos en diferentes ciudades españolas, sin que se den las condiciones mínimas de salud.

El sindicato de conductores de trabajadores de metro ya alertó de que “septiembre puede ser un desastre” si no se aumenta la frecuencia de trenes. Mientras, la Comunidad de Madrid ha pedido a sus empleados que aumenten sus horas de trabajo para que el tiempo de espera sea menor. También ha incluido un sistema de recuento de pasajeros y los tornos se cerrarán cuando se sobrepase el aforo.