Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La lanzadera del 'Enxaneta', el primer nanosatélite de la Generalitat, lanzado hoy por Rusia / EFE

La industria catalana de los nanosatélites prevé un crecimiento "exponencial"

El ecosistema empresarial empieza a despuntar pero necesita financiación intensiva para competir con grandes multinacional

4 min

Empresarios del ecosistema catalán del NewSpace, la nueva industria de los nanosatélites, prevén un crecimiento "exponencial" en la facturación. Aunque sus actuales cifras son todavía modestas, urgen por ello a las Administraciones a invertir en este "sector clave" antes de que se escape el tren.

El NewSpace es la industria surgida en paralelo al CubeSat, un estándar de nanosatélites que pesan menos de 10 kilos y que han abaratado el coste de la exploración espacial: el internet de las cosas (IoT), las telecomunicaciones o la agricultura son algunas de las ramas en las que esta nueva tecnología puede resultar útil.

Empresas catalanas

Los empresarios del sector consultados encaran el futuro con optimismo. Rafel Jordà fundó Open Cosmos en 2015 en Oxford (Reino Unido) y en 2017 logró completar una ronda de inversión de 5,5 millones de libras esterlinas --más de 6,5 millones de euros, al cambio actual-- con la que puso en marcha una compañía que trabaja en todo el ciclo de vida de un nanosatélite.

Open Cosmos ha lanzado en seis años cinco ingenios y tiene ocho más en fase de desarrollo para subir al espacio en un periodo de 18 meses.

Precedente del 'Enxaneta'

Por su parte, Adrià Argemí es el consejero delegado de Pangea Aerospace, fundada en 2018 y que en la actualidad emplea a una veintena de trabajadores. Su empresa ha levantado tres millones de euros de financiación privada, además de otros 3,3 millones que proceden de Administraciones públicas. Cerrará 2021 con unos 100.000 euros de beneficio, si bien estima poder superar los 250 millones de facturación en solo una década.

Él también destaca el "ecosistema" generado en Barcelona y celebra la iniciativa NewSpace del Govern, en especial el Catalonia SpacePort que se instalará en Alguaire (Lleida), que debe facilitar los procesos de pruebas de las empresa catalanas. Por el momento, esta iniciativa ha logrado poner en órbita al Enxeneta, el único nanosatélite operado por la Generalitat.

Falta financiación

Precisamente, otra empresa catalana llevó a cabo esta operación fue Sateliot, liderada por Jaume Sanpera --en la iniciativa también participó Open Cosmos--. El director general de Innovación y Economía Digital de la Generalitat, Dani Marco, considera que conviene potenciar la industria de los nanosatélites porque genera trabajos de calidad, tiene "capacidad de arrastre" sobre sectores como la automoción y las universidades catalanas generan profesionales capacitados.

Pero falta capital. El director general del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), Javier Ponce, defiende que el Estado invierta directamente en empresas del sector, dado que estas compañías necesitan de "mucha financiación" inicial, buena parte de ella de riesgo, y deberán competir con multinacionales que pueden hacerse con el control del sector. El ecosistema catalán de NewSpace todavía está despegando.