Menú Buscar
Imagen de archivo de una impresora en 3D de comida, una tecnología que aplicada en la producción industrial cumple el paradigma de Industria 4.0 / EFE

El 61% de las empresas catalanas no contempla digitalizar los procesos industriales

Más del 23% de las industrias desconocen cuáles son los retos del nuevo paradigma económico que pasa por la digitalización de los procesos para ganar competitividad, la industria 4.0

4 min

El concepto industria 4.0 es el nuevo paradigma del sector productivo. Es decir, aprovechar las nuevas tecnologías en los medios de producción para ganar competitividad y rapidez en adaptar los procesos a las necesidades de cada momento. Cataluña tiene un sector industrial potente y el ecosistema innovador, según su empresariado, pero el 61,1% de las compañías reconoce que adaptarse a este futuro no es una prioridad a corto plazo.

Así lo indica el Consejo General de Cámaras de Cataluña en un monográfico sobre el sector. El estudio se ha realizado a partir de 550 encuestas a compañías y la conclusión es que la transformación aún está en una “fase muy embrionaria”, en palabras de la directora de análisis económicas de la organización de dinamización empresarial, Carme Poveda.

Sólo el 2,3% de las industrias adaptadas

Sólo el 15,7% han impulsado iniciativas para adaptar sus procesos productivos. El 13,4% reconocen que han dado los primeros pasos en este sentido y el 2,3% restante dice estar en una “fase avanzada”.

La inmensa mayoría de las compañías reconoce que su prioridad no pasa por digitalizar los procesos productivos. Concretamente, el 31,4% reconoce que no forma parte de la actual estrategia de la empresa pero no lo tienen en cuenta para un futuro. Sin determinar los plazos. Otro 29,7% asegura que no es factible plantear las adecuaciones en sus procesos productivos por las condiciones de las empresas.

Aunque la cifra más relevante del análisis son las compañías que desconocen cuál es el paradigma de la industria 4.0. El 23,2% del estudio está realizado por el Consejo de Cámaras.

Retrasos en el 3D y la realidad aumentada

Poveda afirma que su pronóstico es que en los próximos tres años se dé un paso adelante importante en este sentido. Espera que se hayan adaptado la mayoría de compañías de sectores como la realidad aumentada, la simulación o la fabricación en tres dimensiones. Deberían ser punteros, pero la mayoría de las compañías que lo conforman aún no han implementado procesos digitalizados.

¿Se podrá cumplir con el calendario? Fuentes empresariales vinculadas a aplicar innovación en los procesos productivos aseguran que el avance es inevitable. Recuerdan que todas las revoluciones en este sentido se han planteado en un primer momento, pero las grandes empresas acaban siendo tractoras del resto.

Tiempo y recursos

Con todo, enmiendan el calendario del Consejo de Cámaras. Indican que es muy posible que en tres años se inicien procesos en este sentido en la inmensa mayoría de las compañías, pero para llegar a la implementación total debe pasar más tiempo.

Señalan que el gran frenazo a la digitalización es una cuestión de tiempo y de recursos. El propio estudio de la organización de dinamización empresarial indica que la inversión requerida es demasiado alta para que las pymes, mayoría en el ecosistema económico catalán, la puedan asumir.

“Se necesita más dimensión para enfrentar el reto”, declara Poveda. El sector indica que sin ayudas y recursos públicos, incluso en la formación de los perfiles profesionales que se adapten a las necesidades tecnológicas, no se podrá abrazar el nuevo paradigma productivo. 

Destacadas en Business