Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Edificio Indra / EP

Indra aspira a ser una tecnológica aeroespacial y de defensa clave para España en la OTAN

La compañía afronta este jueves una junta clave en un complejo entorno económico y geopolítico

2 min

Indra celebrará este jueves su junta de accionistas, una cita que puede suponer la transformación de la tecnológica en el principal player de la industria española de Defensa. La compañía aspira a adaptarse a los estándares internacionales, que están modificándose a gran velocidad debido a la invasión rusa de Ucrania.

Los países europeos concentran la custodia de su integridad territorial en grandes compañías nacionales, a las que apoyan con participaciones accionariales y conexiones horizontales con la industria tecnológica --a la cual pertenece Indra--, industrial y armamentística que consideren estratégica.

En el resto del continente, la francesa Thales, la italiana Leonardo o las alemanas Hensoldt y Rheinmetall cuentan con participaciones estatales y conexiones con empresas vinculadas a su sector.

Cumbre de la OTAN

La cumbre de la OTAN en Madrid de los próximos 29 y 30 de junio puede derivar en una actualización o ampliación de los porcentajes de gasto sobre el PIB en Defensa, y redefinirá el papel de la organización. España se ha comprometido a intentar incrementar ese gasto, y Alemania ha anunciado una ampliación presupuestaria para Defensa de 100.000 millones de euros.

Indra es el resultante de la fusión de varias compañías propiedad del Instituto Nacional de Industria (antiguo INI, hoy SEPI), que salió a Bolsa a mediados de los 90, y en la que el Estado llegó a tener una participación testimonial.