Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la sede de Indra ubicada en Madrid / EP

Indra pierde 31 millones e ingresa un 5,9% menos, pero eleva la contratación y su cartera

En los nueve primeros meses del año, la deuda neta de la compañía ha alcanzado los 626 millones de euros frente a los 730 millones de 2019

3 min

Indra ha registrado unas pérdidas netas 31 millones de euros a lo largo de los nueve primeros meses del 2020. Según ha informado la compañía de tecnología y consultoría, sus ingresos se han reducido un 5,9% en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior, en el que ganó 65 millones de euros.

A pesar de ello, la compañía saca pecho con sus números dado que han alcanzado unos ingresos de 2.153 millones de euros a pesar de aumentar un 7,5% la contratación y un 17,6% la cartera de pedidos en el periodo comprendido entre enero y septiembre.

Afectados por la economía global

La moneda local ha caído un 2,7%, principalmente por la bajada en la división de Transporte y Defensa. Según ha informado la compañía, el tipo de cambio contribuyó negativamente con 73 millones de euros en los nueve primeros meses de 2020, de los cuales 35 millones corresponden al tercer trimestre de 2020.

Un bajón que Indra achaca a la depreciación del real brasileño y el peso mexicano. Por su parte, la cifra de contratación neta del grupo alcanzó los 2.830 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,5% en términos reportados respecto a hace un año.

Histórica cartera de pedidos

Del mismo modo, la cartera de pedidos volvió a situarse en su nivel histórico más alto tras alcanzar los 5.150 millones de euros en los nueve primeros meses de 2020, un 17,6% más que en 2019. La ratio conjunta de cartera sobre ventas de los últimos doce meses también alcanzó su nivel histórico más alto y se situó en 1,68 veces, frente a 1,36 veces en los nueve primeros meses de 2019.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) de Indra en los nueve primeros meses de 2020 se situó en los 80 millones de euros, un 64,2% menos en términos reportados y un 62% menos en moneda local, lo que redujo en seis puntos porcentuales el margen Ebitda desde el 9,7% de hace un año hasta el 3,7%. Además, la deuda neta de la compañía alcanzó los 626 millones de euros frente a los 552 millones en 2019 y a los 730 millones en los nueve primeros meses de 2019.