Menú Buscar
Imagen de la sede central de Indra, empresa que se sitúa al frente del cártel detectado por Competencia / EFE

Indra se asegura una valoración muy positiva con la compra de Paradigma

Las cuentas anuales muestran que la previsión de crecimiento de ventas a cinco años vista garantiza un múltiplo de valoración de 1,4 veces sobre las ventas

4 min

La inversión de 59,312 millones de euros por parte de Indra para hacerse con el 100% de la compañía especializada en la digitalización de empresas Paradigma el pasado diciembre se traducirá en un impacto muy positivo para las cuentas de la firma encabezada por Fernando Abril-Martorell. Los analistas consultados señalan que la propia compañía indica en sus cuentas anuales y en el informe de gestión publicado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que un acuerdo de earn out hace ver que la previsión de crecimiento de las ventas de Paradigma a cinco años vista garantiza un múltiplo de valoración de 1,4 veces sobre las ventas anuales.

Una estimación muy positiva respecto a la media en operaciones de este perfil. Otros interlocutores conocedores de los detalles de la operación indican que ya desde el momento actual se alcanza un múltiplo de dos veces sobre las ventas anuales en operciones de compra de empresas de transformación digital.

Capacidad de generación de negocio

Valoran que el resultado final de la adquisición es favorable para Indra y que le proyecta una capacidad de generación de negocio rentable. La principal palanca para conseguir nuevos contratos es que ha completado la oferta de servicios de transformación digital.

Paradigma asume la capacidad de crear los denominados negocios nativos digitales, los que empiezan desde el minuto cero en un entorno digitalizado; mientras que la unidad llamada Minsaint se encarga básicamente de la dimensión tranformacional. Es decir, de cómo dar el salto de un entorno no tecnológico a uno que sí lo es.

Más servicios a clientes

Dos propuestas complementarias que maximizan las oportunidades de ampliar las relaciones comerciales y de servicios actuales. Permite también ampliar el trabajo que se realiza con un cliente específico.

Los documentos que Indra ha presentado al regulador de las cotizadas para que fiscalice su actividad muestran también que el importe máximo a satisfacer del earn out agreement que otorga el derecho a recibir una compensación futura adicional a la contraprestación en efectivo y pagada. Depende de que Paradigma alcance determinados objetivos que están detallados en el contrato de compraventa.

Cláusula de contraprestación

Las fuentes del mercado consultas manifiestan que se trata de una cláusula habitual en contratos de este tipo. Garantiza a Indra que Paradigma cumplirá con los objetivos de crecimiento marcados. Los 30,668 millones sólo se desembolsarán si la nueva división presenta un crecimiento de ventas del 20% en los próximos cinco ejercicios. O, lo que es lo mismo, multiplicar por tres las ventas anuales.

Si se alcanza este objetivo, el múltiplo de valoración llegará a este 1,4 veces respecto a la facturación actual. El resultado que supera la media del mercado.