Menú Buscar
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra / EUROPA PRESS

Indra recuerda que ninguno de los directivos investigados por el 'caso Púnica' sigue en la empresa

La compañía tecnológica destaca la continua mejora del código ético interno y ofrece su colaboración total con la justicia para aclarar los hechos investigados

4 min

Indra se defiende con contundencia tras conocerse la decisión de la Audiencia Nacional de citarla como parte investigada en el caso Púnica.

En un comunicado, la compañía tecnológica ha aclarado que los hechos investigados son anteriores a 2015, año en el que se llevó a cabo el relevo en la presidencia y en la dirección del grupo, y que ninguno de los directivos y empleados implicados en el proceso judicial continúan prestando servicios en la empresa actualmente.

Ninguna acusación

La compañía destaca que la condición de investigada solicitada por la fiscalía y decretada por el titular del juzgado central de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional "no implica en esta fase del procedimiento la acusación por ningún delito, ni tiene efecto sobre la capacidad jurídica para contratar de Indra".

Además, la empresa recuerda que se dotó de un "sistema de prevención penal" ya desde el año 2011, una vez entró en vigor la reforma del Código Penal de 2010, que introdujo en el ordenamiento jurídico español la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

Código ético en mejora permanente

Por otra parte, Indra subraya que, desde 2015, ha actualizado y reforzado su sistema de prevención de la comisión de ilícitos por parte de sus administradores y empleados --cuenta con 47.000, en total-- y, a tal efecto, entre otras muchas actuaciones, ha revisado y robustecido el Código Ético y de Cumplimiento y el Modelo de Prevención Penal, sobre los que hay "un proceso de mejora y formación permanentes".

También se ha dotado de mayor independencia y medios a la unidad de cumplimiento y a la función de auditoría Interna, se han adoptado medidas sancionatorias y disciplinarias cuando se ha detectado alguna actuación irregular y se realiza un seguimiento continuo por parte de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento y el consejo de administración en esta materia. "La compañía mantiene, por tanto, exhaustivos controles de la legalidad de la actuación de sus directivos y empleados y de depuración de posibles conductas irregulares", asegura.

Colaboración con la justicia

Indra insiste en que, si alguna conducta irregular se hubiera eventualmente producido en el periodo investigado, la misma "se debió ejecutar violando los modelos de organización y de gestión y vigilancia aprobados en 2011 y que han sido reforzados y perfeccionados a partir del año 2015".

Además, destaca que "ha colaborado estrechamente con la investigación penal, aportando toda la documentación solicitada y entregando además al juzgado, por iniciativa propia, todos y cada uno de los documentos y de la información que se han obtenido en las exhaustivas actuaciones de investigación interna". Una actitud de colaboración con la justicia --respecto a la que muestran su "máxima confianza"-- que, según añaden, seguirá en el futuro "para el esclarecimiento de los hechos".

Destacadas en Business