Menú Buscar
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra / EUROPA PRESS

Indra define la posible compra de ITP como "transformacional" para el negocio

Fernando Abril-Martorell, presidente de la compañía, asegura que sería una "oportunidad" para afianzarse en el mercado aeroespacial y de defensa internacional

4 min

El presidente de IndraFernando Abril-Martorell, apunta que la compra de ITP sería "transformacional" para la consultora española de cara a los mercados internacionales respecto a los ámbitos de defensa y aeroespacial.

Ha defendido esta visión ante la junta general de accionistas de Indra, que ha tenido lugar hoy, después de que se haya conocido que la compañía mantiene conversaciones con Rolls Royce para realizar la adquisición de una parte mayoritaria de ITP. En su discurso, ha asegurado que esta operación daría a Indra "mayor acceso, escala y capacidades tecnológicas en el ámbito aeroespacial y defensa para competir mejor en los mercados internacionales, ganar contratos de mayor entidad y acceso a clientes Tier 1 y también mejoraría nuestro mix de negocio al incrementar el peso del sector privado y la diversificación respecto al ciclo inversor de defensa".

Perspectivas de negocio "positivas"

Abril-Martorell ha destacado que ITP presenta unas perspectivas "positivas" de negocio después de que haya ganado el acceso a un conjunto de programas que, previsiblemente, generarán un flujo de caja amplio en los años venideros. Controlar esta empresa supone para Indra una "oportunidad", en palabras de su presidente, ya que con ella adquirirá un activo de alta calidad: esta firma es uno de los escasos proveedores Tier 1 globales de la industria de los motores de aviación. 

Además, ha señalado que la adquisición proporcionaría "mayor visibilidad y estabilidad" a la generación de cash flow de Indra por el largo ciclo de vida de los programas de ITP, que pueden llegar a los 40 años.

Pendientes de la decisión definitiva

La toma de control de ITP por parte de Indra, sin embargo, aún no es un asunto cerrado. Abril-Martorell destaca que la decisión definitiva aún no se ha tomado y, sobre todo, ha sido cauto al avanzar que no se puede saber si las conversaciones con Rolls-Royce, propietaria de esta empresa, tendrán un final exitoso. 

El presidente de Indra apunta que la falta de información sobre los términos económicos previstos para esta operación de compra "está generando incertidumbre y el consiguiente impacto en el precio de la acción". Los compromisos de confidencialidad con reguladores y competencia son los que impiden que estos detalles financieros se conozcan, pero Abril-Martorell se ha mostrado convencido de que "cuando podamos explicar con el debido detalle los términos de la posible adquisición se apreciarán los beneficios de la misma en toda su dimensión".

Futuro con perspectivas "optimistas"

Independientemente de si esta adquisición se materializa o no, en Indra se muestran "optimistas respecto al futuro" de la compañía, ya que se encuentra "en buenas condiciones" para afrontar nuevos retos estratégicos si se diera el caso. El directivo de la compañía destaca que se ha mejorado "estructuralmente" la rentabilidad; se han ejecutado y culminado operaciones corporativas "complejas" con éxito y la estructura de capital es "mejor".

"Sin duda hay que afrontar todavía importantes desafíos, pero, si seguimos haciendo bien las cosas y mejorando nuestra rentabilidad, tenemos una gran oportunidad de creación de valor en sectores atractivos y de alto crecimiento", ha sentenciado.

Destacadas en Business