Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El aún presidente de EEUU tras su discurso en el primer recuento de las elecciones / EFE

La incertidumbre electoral en EEUU castiga a las bolsas y catapulta a los bonos

Los inversores deshacen posiciones en renta variable ante un incierto resultado de los comicios presidenciales norteamericanos y se refugian en la renta fija

6 min

Las bolsas europeas han iniciado la sesión del miércoles con firmes descensos después de que el escrutinio de las elecciones presidenciales en EEUU haya arrojado hasta ahora un resultado muy ajustado. Aún tardará bastantes horas (incluso días) en conocerse de forma definitiva, lo que incrementa una incertidumbre que pasa por ser una de las peores enemigas del mercado. Los inversores han optado por refugiarse en los bonos, que registran notables subidas a primera hora de la mañana.

No obstante, a medida que ha avanzado la jornada, las pérdidas se ha reducido de forma notable e incluso algunos de los principales índices europeos se han dado la vuelta y han comenzado a cotizar en positivo, en línea con el camino recorrido por los futuros americanos. El Ibex 35, que inició la sesión con descensos en torno al 2,5%, ha rebajado las pérdidas, que son del 0,5% camino de la media sesión.

 

 

Trump y Biden siguen intercambiando golpes con victorias en estados clave / EP

Sector financiero a la baja

El sector financiero se sitúa a la cabeza de las caídas, con desplomes superiores al 5% para BBVA (con notable exposición a EEUU), mientras que Sabadell se deja algo más de un 3,5% y Santander pierde cerca de un 3%.

Otros valores de compañías con notable presencia en EEUU, como Iberdrola Ferrovial también han iniciado la jornada con presión vendedora sobre sus espaldas que ha derivado en descensos superiores al 2% que, por lo demás, han ido corrigiendo con el transcurso de la sesión.

donald trump y joe biden / EFE
LA ENCUESTA ¿Quién ganará finalmente las elecciones presidenciales en EEUU?

Cambio de tendencia en los futuros

Tanto Wall Street como las principales plazas europeas habían mostrado notables avances en las dos primeras jornadas de la semana ante los resultados de las últimas encuestas que apuntaban hacia un claro triunfo del candidato demócrata, Joe Biden, que incluso podría llevar aparejada una mayoría en el Senado. Esto desbloquearía las primeras medidas de corte económico a tomar por la nueva Administración.

El candidato demócrata, Joe Biden, en su primera intervención tras la noche electoral / EFE
El candidato demócrata, Joe Biden, en su primera intervención tras la noche electoral / EFE

Sin embargo, todo lo despejado que los inversores contemplaban el panorama hace apenas unas horas se tornó completamente gris en cuanto se inició el escrutinio electoral. La primera reacción ya se pudo ver en los futuros americanos, que frenaron sus avances cuando apenas habían transcurrido dos horas desde que se había empezado a contar votos. Lo suficiente para corroborar que, como sucediera hace cuatro años, las encuestas no fueron todo lo fieles que cabría esperar.

El dólar y los bonos como refugio

De hecho, en los primeros minutos de sesión en las bolsas europeas, los resultados que ya son definitivos en algunos estados apuntan a una diferencia de apenas 12 votos electorales a favor de Biden pero con más de 100 por decidir, así como una diferencia en el total de sufragios contabilizados (cerca de 130 millones) por debajo del punto porcentual.

Los contratos de futuros sobre los principales índices de Wall Street se dieron la vuelta y ya poco antes de la apertura de los parqués europeos ya mostraban descensos superiores al 1%. Por su parte, el dólar actuó como valor refugio, como sucedió con los mercados de renta fija, y frenó prácticamente en seco sus retrocesos frente al euro para comenzar a ganar terreno, hasta el punto de que estuvo a punto de situarse por debajo de 1,16 unidades.

Trump añade incertidumbre

 

 

Trump se autoproclama ganador con el recuento aún en el aire / REUTERS

En algunos estados considerados claves, especialmente Pennsylvania, los pronósticos apuntan a que el elevado número de votos por correo que se han emitido en esta ocasión, como consecuencia de la pandemia del coronavirus, hará que los resultados definitivos se retrasen incluso hasta el viernes, lo que añade aún mayor incertidumbre para los inversores.

Tampoco han contribuido a la calma en las bolsas las palabras del actual presidente de EEUU y candidato republicano, Donald Trump, que ha hablado de un intento por parte de los demócratas de “robar” las elecciones, que sugiere una posible impugnación en el caso de que finalmente fuera derrotado, lo que retrasaría aún más el resultado. Para añadir mayor tensión, ha llegado incluso a proclamarse vencedor de los comicios pese a que el recuento no ha finalizado en los citados estados claves, cuyo resutado provisional es muy apretado.

Destacadas en Crónica Business