Menú Buscar
La maqueta de la plataforma logística que Amazon construye en El Prat / CG

El Incasòl dispara sus ingresos gracias a la inversión de Amazon en El Prat

La compañía pública de la Generalitat perdió un 73% menos que en 2016, aunque mantiene una deuda de 365 millones

07.08.2017 08:32 h.
2 min

El Institut Català del Sòl (Incasòl) reduce sus números rojos. El organismo público perdió 9,44 millones de euros en 2016, lo que supone un 73% menos que el año anterior.

La compañía dependiente del Departament de Territori de la Generalitat de Cataluña ha acumulado pérdidas durante la crisis --entre 2009 y 2016-- de 365,6 millones de euros, pero mantiene el patrimonio neto de 353,5 millones.

Inferiores a lo previsto

Incasòl tiene valoradas sus existencias en curso y acabadas en 1.426,8 millones, después de haberlas deteriorado en 80,97 millones adicionales en 2016. Las provisiones ya alcanzan los 248,3 millones.

Las pérdidas del pasado ejercicio fueron inferiores a las previstas, según detalla la memoria de la propia enseña. Incasòl incrementó sus ingresos hasta los 118,8 millones de euros, frente a los 29,9 millones de 2015.

Amazon, el salvador

Este salto se produjo por la venta de terrenos que ocupará Amazon en El Prat (Barcelona), una transacción valorada en 30 millones y que se formalizó en 2016.

Como recoge Expansión, Incasòl realizó 36 operaciones de comercialización y que implicaron la venta de 50 hectáreas de suelo. Además de Amazon, destacaron las ventas de terrenos en Argamunt (Lleida), Sant Cugat, la Pobla de Claramunt y Viladecans (Barcelona) y Valls (Tarragona) para empresas como Torrons Vicens, Europa Center, Endress&Hauser y Desigual, entre otras.

Fase de arrendamientos

La segunda fuente de ingresos más importante para el Incasòl, la de arrendamientos subió un 1,8% hasta los 31,9 millones. Entre sus principales inversiones figuran los 17,8 millones para urbanizar suelo y 15,6 millones para desarrollar obra nueva. La empresa que dirige Damià Calvet ha reanudado esta actividad tras varios años sin impulsar la vivienda pública.