Menú Buscar
Dos jubilados en uno de los viajes que ofrece la Imserso, cuya licitación ha analizado el regulador de la competencia, la CNMC / EE

Competencia pide replantear el ‘macroconcurso’ de la Imserso

La CNMC recomienda que los lotes que se licitan por un valor conjunto de 1.200 millones se rediseñen para favorecer a las empresas interesadas

3 min

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha concluido este miércoles que el macroconcurso de la Imserso requiere una revisión a fondo. Ha planteado al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, encabezado por María Luisa Carcedo, que replantee los lotes que licitará por un valor conjunto de 1.200 millones de euros para favorecer que más empresas pujen por el contrato.

Concretamente, recomienda que en lugar de englobar todos los servicios de las vacaciones para los jubilados del país --comercialización, alojamiento, transporte, asistencia sanitaria, seguros y animación socio cultural--, se planteen por actividades concretas. Apunta que los responsables del concurso público se han olvidado de las recomendaciones que le habían entregado e insta a que se incluyan en licitaciones futuras.

Consulta de los pliegues

Es la primera ocasión en que los responsables del Gobierno someten a consulta el borrador de los pliegos de licitación de las ofertas para las temporadas 2019-2020 y 2020-2021. Cabe tener en cuenta que la licitación ha sido “objeto e sanción por parte de la autoridad de competencia”, tal y como recuerda el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada, en un comunicado a los medios.

El organismo señala que un operador ha resultado adjudicatario del contrato de manera sucesiva y que sólo en tres ocasiones han pujado por los viajes varias empresas. Además, en el 2000 el Tribunal de la Competencia (ya desaparecido) multó con 4,5 millones a Halcón Viajes, Barceló, Viajes Iberia, Marsans y Mundosocial por amañar el concurso.

Segunda multa en 2016

No es la única sanción que ha existido en la historia de este contrato público. La CNMC multó con 1,84 millones en 2016 de nuevo a Halcón y Barceló por concurrir de forma conjunta a los concursos para la gestión de programas de vacaciones para la tercera edad en una estrategia para eliminar la competencia.

Para acabar con estas prácticas, el súperregulador recomienda que el concurso se plantee ya de base como una licitación capaz de atraer el mayor número de ofertas posibles.