Menú Buscar
Cristóbal Montoro (centro) llega este lunes a la patronal Foment del Treball acompañado del vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras (derecha), y el presidente de la organización, Joaquim Gay de Montellà (izquierda).

Impuestos: Montoro se mete al empresariado catalán en el bolsillo ante Junqueras

El ministro de Hacienda en funciones asegura que los gravámenes sobre el patrimonio y sucesiones tienen poco recorrido por su reducido peso en los ingresos

4 min

En un momento en el que las promesas electorales están a la orden del día, el ministro de Hacienda en funciones hizo una este lunes en Barcelona que animó al empresariado: pronosticó el fin de los impuestos de Patrimonio y de Sucesiones y Donaciones, dos de los gravámenes más polémicos y que han tomado más relevancia en la precampaña.

Cristóbal Montoro escogió muy bien el auditorio para apuntarse el tanto. Hizo el anuncio ante la gran patronal catalana, Foment del Treball, y con el vicepresidente económico catalán, Oriol Junqueras, sentado en primera fila.

Incremento frustrado del IRPF catalán

Precisamente, el también líder de ERC se había sumado a la tendencia de apostar por incrementar los tipos impositivos a las rentas más altas. Planteó inicialmente subir el tramo autonómico del IRPF en el proyecto presupuestario que se presentará este martes en el Parlamento catalán, aunque la tensión que la medida generó con su socio de coalición, el partido de Artur Mas, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), le obligó a dejarla en cuarentena.

“Cualquier decisión se deberá tomar en el ámbito parlamentario”, manifestó el vicepresidente económico tras el encuentro con la patronal.

Poca importancia cuantitativa

Montoro cargó contra estas políticas, que también son bandera de las formaciones de izquierda de nueva creación como Podemos. “Apasionarse con este anuncio va a frustrar”, alertó al hacer referencia a la demanda de incrementar la presión fiscal, especialmente a través de las dos tasas que centraron el debate de la Fundación Impuestos y Competitividad, cuyas conclusiones se presentaron en la patronal.

“No tienen mucho futuro porque cuantitativamente no son importantes”, manifestó tras la presentación del compendio de propuestas para reformar los gravámenes. El ministro indicó que con el sistema de financiación de las comunidades autónomas en la mano, suponen “unos 500 millones sobre 7.500”.

IRPF, Sociedades y Consumo

En el marco de la precampaña, aseguró que últimamente se hacen “grandes anuncios de que mañana se van a incrementar los impuestos a los ricos, cuando ya pagan más. Se llama equidad”, una afirmación que cosechó sonrisas en la sala. “No hagamos tantos anuncios porque el futuro solo puede pasar por complementos a la tributación que ya se aplican”, añadió.

Montoro habló de un “sistema moderno” que pivotara en el IRPF, el impuesto de Sociedades y las imposiciones sobre el consumo, que ya están a “niveles muy elevados de recaudación”. Anunció que en lo que llevamos de año, Hacienda ha recaudado a través del IVA más del total de 2007.

Financiación autonómica y local

Todo ello, con el reto de “abordar la financiación autonómica”. El líder económico del PP reconoció que se debe abrir definitivamente el melón de reestructurar el modelo de ingresos de las comunidades en paralelo al municipal para evitar la “falta de sintonía” en la obtención de recursos propios.

Por el momento, no cuenta con un calendario. Montoro considera que los sistemas de mutualización de la deuda que se han aplicado, como el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) o el plan de pago a proveedores, han dado sus frutos en consolidar la recuperación.

Antes, el PP tiene otro reto sobre la mesa: que las elecciones del 26 de junio le den la mayoría del Congreso y propicien un equilibrio en la Cámara Baja que permita a Mariano Rajoy gobernar cuatro años más.
Destacadas en Business