Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cítricos en un supermercado / EP

Las importaciones en España de cítricos infectados de Argentina y Sudáfrica se disparan

El Instituto Coordenadas alerta de que las importaciones en mal estado se disparan y propone sanciones

3 min

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada ha aseverado que los casos de cítricos infectados que provienen de Argentina y Sudáfrica son cada vez mayores por lo que exige a la Unión Europea un mayor rigor en los controles del sector frutícola.

“La Unión Europea tiene que incrementar los controles sanitarios en los puntos de entrada de estas mercancías y aplicar una política de reciprocidad en los protocolos de sanitarios aplicables a los cítricos procedentes de fuera de las fronteras comunitarias”, explica el organismo.

Situación insostenible

Además, los expertos del Instituto Coordenadas aseveran que la situación ya es “insostenible”. También critican que mientras los controles para la fruta española maas “son duros” que los de los terceros países.

Según el estudio ofrecido por el organismo, los casos de importanciones afectadas ascendieron en el último ejercicio pasado un 260%, al subir de 13 en 2018 a 34 en 2019. 

Los casos de Sudáfrica

Los expertos de la organización revelan que Sudáfrica está argumentando teorías falsas para que se levante el veto a la entrada en nuestro país de su fruta en caso de infección. En concreto, revelan el caso de la enfermedad de la ‘mancha negra’ o la ‘falsa polilla' en los cítricos.

"En este caso, la Unión Europea no le exige el tratamiento de frío a pesar del elevado y reiterado número de interceptaciones de 'falsa polilla', dando por buenos informes de Sudáfrica que afirman aplicar un tratamiento similar, pero que la UE no ha dado a conocer ni ha facilitado a los principales productores del sector. Algo realmente inconcebible", señala el Instituto Coordenadas.

Suspensión en Argentina

Además, los expertos también indican el caso de la fruta que viene de Argentina. A su juicio, el país sudamericano se ha visto obligado a suspender desde el 1 de julio durante 15 días todas las actividades vinculadas a la certificación de exportación de productos frescos de limón a Europa.

"Es imprescindible que tanto la UE como el Ministerio de Agricultura español proporcionen una respuesta más contundente y una anticipación más enérgica a casos como el de Argentina", arguyen.