Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Logo de Naturgy en una de sus sedes / EP

IFM vuelve a la carga con Naturgy y compra acciones tras la opa

El fondo australiano adquiere más de 1,8 millones de títulos de la energética y supera levemente el 11% del capital

4 min

El fondo IFM no se rinde en su intento por tener un peso relevante en el capital de Naturgy. La entidad ha retomado las compras de acciones de la energética apenas un mes después de la liquidación de la opa parcial que lanzó en su día y cuyo resultado quedó lejos de sus objetivos. La entidad australiana se ha hecho en los últimos días con algo más de 1,8 millones de acciones de la cotizada española, valoradas en unos 42 millones de euros.

De esta forma, IFM ha elevado a poco más del 11% su participación en la compañía presidida por Francisco Reynés, después de que se hiciera con un 10,83% como resultado la oferta, dirigida en principio al 22,7% del capital.

Sin cambios en el consejo

Según ha declarado el fondo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las operaciones culminaron el pasado 12 de noviembre, con lo que no es descartable que en los últimos días haya continuado con la actividad compradora.

Tras el resultado de la operación, el consejo de administración de Naturgy no ha abordado cambios en su composición pese a la entrada en el capital de IFM, que aspiraba a tener dos puestos en el órgano ejecutivo, y el incremento de participación del primer accionista, Criteria Caixa, que podría aspirar a contar con un representante adicional a los dos que ya tiene.

La respuesta a Criteria

En la recta final de la opa, especialmente durante el mes que duró el plazo de aceptación, el holding de participadas de La Caixa elevó de forma significativa el ritmo de adquisición de títulos de Naturgy, que había iniciado de forma más pausada a mediados de mayo, tras anunciar que no acudiría a la oferta y, en cambio, reforzaría su peso en el capital de la energética.

Desde entonces, Criteria ha adquirido un 2% adicional de Naturgy (más de la mitad en el citado periodo de aceptación), lo que ha situado su participación muy cerca del 27%.

Doble objetivo

Este movimiento tenía el objetivo de complicar la consecución del objetivo de IFM y, al mismo tiempo, aspirar a hacerse con un nuevo asiento en el consejo en el caso de que se modificara su composición con motivo del resultado de la oferta.

El resultado de la operación quedó lejos de las aspiraciones de IFM, hasta el punto de que el fondo tuvo que renunciar al límite del 17% al que había condicionado el éxito de la oferta. Pero tras su liquidación, todo apunta a que no renuncia a alcanzar al menos ese porcentaje con compras en el mercado aunque, eso sí, por ahora a mayor precio del que incluyó en la opa (22,07 euros por título).

Opción contemplada

Como ya adelantó en su día Crónica Global, la compra continuada de acciones en el mercado era una de las posibilidades que contemplaba el fondo australiano para el caso de no poder hacerse con un paquete de acciones que estuviera al menos próximo al máximo que pretendía en la oferta.