Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Sede de Naturgy en Madrid / EP

IFM rebaja la opa sobre Naturgy a 22,37 euros para ajustar el dividendo

La cotización de la compañía energética mantiene una distancia prudencial en torno al 10% con la oferta del fondo australiano a la espera de la decisión del Gobierno

6 min

La opa parcial de IFM por el 22,7% de Naturgy sigue adelante aunque, a partir de este miércoles, sufrirá una revisión a la baja en lo que se refiere a su precio, concretamente un 2,7%, por lo que pasará de los 23 euros por título contemplados en principio a 22,37 euros.

Pero no se trata de un peso atrás por parte del fondo australiano en sus intenciones de convertirse en socio de referencia de la energética que preside Francisco Reynés. La modificación se debe a un ajuste relacionado con el pago del próximo dividendo de Naturgy, que fue aprobado por la junta de accionistas la pasada semana y que se hará efectivo a partir de este miércoles.

Condiciones de la oferta

La asamblea dio luz verde a la propuesta del abono de 63 céntimos de euros brutos por acción como complemento de la retribución a cuenta del pasado ejercicio, conforme al compromiso adquirido por la compañía en el plan estratégico que actualmente está en vigor.

Entre las condiciones de la oferta de IFM, ya registrada y admitida a trámite por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el pasado mes de febrero, se incluía el ajuste del precio originalmente ofrecido como contraprestación conforme a los dividendos que Naturgy distribuyera entre sus socios en el transcurso del trámite de la opa.

Ajuste de la cotización

Se trata de la primera vez que la compañía energética retribuye a sus accionistas desde que a finales del pasado mes de enero IFM anunciara la operación, plasmada apenas dos semanas después con el registro del correspondiente folleto en el organismo supervisor, una vez logrados los preceptivos avales financieros para respaldar la operación.

A partir del pago del dividendo, el precio de la cotización de la compañía también se ajustará, como es preceptivo, antes del inicio de la sesión inmediatamente posterior.

Aceptación mínima

De este modo, la cuantía total en la que se valora la operación se reduce en unos 140 millones de euros, hasta 4.920 millones.

No obstante, el éxito de la opa está condicionado a que IFM obtenga al menos el 17% del capital de Naturgy en la operación. Con el ajuste que experimentará el precio de la oferta, este porcentaje mínimo está valorado en cerca de 3.690 millones.

La decisión del Gobierno

En cualquier caso, esta condición podría ser retirada en cualquier momento del proceso de la oferta hasta que finalice el plazo de aceptación de la misma. Un momento que aún tardará en llegar dado que la operación aún tiene que atravesar la fase más delicada, como es la de la aprobación por parte del Gobierno.

El Consejo de Ministros deberá dar el visto bueno a la adquisición dado que se trata de una operación que afecta a una compañía que opera en un sector como el energético, considerado altamente estratégico. IFM ha mantenido ya los primeros contactos con Moncloa para comunicarle los detalles de la oferta. En principio, el Ejecutivo dispone de seis meses para pronunciarse, aunque este plazo podría prolongarse en virtud de posibles solicitudes de información adicional.

Vocación de permanencia

Hasta que el Gobierno no haya emitido su decisión, la CNMV no podrá proceder a pronunciarse sobre la oferta, momento en el que se establecería el calendario para los plazos de aceptación, en el caso que la opinión del supervisor fuera favorable.

Por el momento, en el seno del Ejecutivo existen dudas acerca de la conveniencia de permitir la operación, aunque el fondo ha manifestado de forma reiterada su vocación de permanencia y el apoyo a las inversiones de Naturgy.

Mensaje en la junta

En la mencionada junta de accionistas, Naturgy trasladó un mensaje del fondo en este sentido, además de su intención de formar parte del consejo de administración. Además, el presidente de la energética aseguró que no le constaba que IFM fuera a promover la exclusión de bolsa de la compañía en el caso de que triunfara la opa.

La compañía ya cuenta con una notable presencia de capital extranjero, merced a la presencia en su accionario de GIP y Rioja, con un 20% cada uno de ellos. Este último vehículo tiene un componente español, merced a la participación del 25% que ostenta Corporación Financiera Alba, la sociedad de cartera controlada por la familia March. El resto está en manos de CVC.