Menú Buscar
La Plataforma de afectadas por la estafa de Idental de València celebra una concentración frente a la Conselleria de Sanidad / EFE

La policía registra 19 clínicas de iDental en busca de historiales y pruebas delictivas

El cierre de estos centros ha afectado a miles de pacientes de toda España, lo que lleva a la justicia a investigar un posible fraude

2 min

La policía registra este viernes, 3 de agosto, 19 clínicas de iDental en todo el país en busca de historiales médicos y de pruebas de la posible comisión de hechos delictivos. El Juzgado de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional ha ordenado la operación.

En el marco de esta investigación sobre iDental, la policía registra este miércoles las clínicas de Mallorca, Tarragona, Girona, Barcelona, Sevilla, Córdoba, Almería, Cádiz, Málaga, Zaragoza, Gijón, Valencia, Alicante, Castellón, Madrid y Murcia.

En manos de la Audiencia Nacional

En la Comunidad Valenciana ha sido la consellera de Sanidad, Ana Barceló, la encargada de informar de esta operación tras reunirse con afectados de iDental. Según ella, la operación policial se desarrolla en clínicas de iDental en Valencia (calle Mariano Cuber), Alfafar (Valencia), Alicante, Elche (Alicante) y Betxí (Castellón).

El cierre de estos centros dentales de bajo coste ha afectado a miles de pacientes de toda España, por lo que el juez José de la Mata, de la Audiencia Nacional, asumió la pasada semana la investigación del presunto fraude masivo.

Personal no cualificado, material de baja calidad...

Ello, después de que al menos 11 juzgados se inhibieran a favor de la Audiencia Nacional por el gran volumen de la causa, el despliegue de la presunta operativa fraudulenta, la complejidad de la estructura societaria montada y las miles de personas perjudicadas.

La clínica se dedicaba a prestar servicios odontológicos si bien ofrecía paralelamente un sistema de financiación de tratamientos a través de entidades bancarias mediante las cuales percibía el abono íntegro anticipado de sus servicios. Tras ello, y según consta en la denuncia de los afectados, “los pacientes eran atendidos por personal no cualificado, se empleaba material de baja calidad y los tratamientos no eran finalizados, dejando los procesos odontológicos incompletos”.