Menú Buscar
Interior de la Bolsa de Madrid, con las pantallas del Ibex al fondo / EP

El Ibex se desploma a la espera del BCE con Wall Street en caída libre

Las bolsas europeas acusan otra jornada negra tras el desplome de Nueva York y el cierre parcial de fronteras decretado por Donald Trump

3 min

Un nuevo ataque de pánico sacude a las bolsas europeas este jueves tras el desplome sufrido en la sesión precedente por Wall Street. Los inversores volvieron a salir de estampida de la renta variable ante las evidencias del avance del coronavirus en el Viejo Continente y la incertidumbre generada por medidas como el cierre de todos los negocios en Italia, salvo farmacias y supermercados, y el veto de EEUU a la entrada de pasajeros procedentes de Europa durante un mes. El Ibex 35 pierde en torno al 5,5% en sus primeros cambios y puja por resistir por encima de la cota de 7.000 puntos, en sus mínimos desde el verano de 2012.

En los primeros minutos, los valores relacionados con el sector aéreo eran los más penalizados por la decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, de cerrar parcialmente las fronteras de EEUU a los ciudadanos procedentes de Europa. Nuevo desplome superior al 10% para IAG mientras que AENA se dejaba más de un 6%. La central de reservas Amadeus pierde más de un 9%.

El Ibex se desploma / EUROPA PRESS

También Ferrovial cae con fuerza, cerca de un 9%, penalizado por sus intereses en el negocio aeroportuario, en especial por su condición de primer accionista del londinense Heathrow, uno de los principales aeropuertos de Europa.

Más caídas de la banca

El sector financiero, que tan buen comportamiento registró en la jornada del miércoles, volvió a las andadas, con retrocesos superiores al 6% para Santander y BBVA, y por encima del 5% para Sabadell y Caixabank.

Los inversores ni siquiera han optado por esperar al mensaje de la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, tras la reunión que mantendrá el consejo de gobierno de la entidad emisora. Los mercados esperan anuncios de nuevas medidas de estímulo que contribuyan a paliar los efectos nocivos que la expansión del virus tendrán para la economía de la eurozona, sobre la que ya pesa la amenaza de la recesión.

Sin valores refugio

El sector energético tampoco se salvó de las notables caídas, con un mercado de materias primas que continúa asistiendo al descenso progresivo de los precios del petróleo y el gas natural. Repsol vuelve a ser el valor más castigado, con pérdidas de más del 4%, aunque títulos como Red Eléctrica, Endesa e Iberdrola no le van a la zaga, con retrocesos en similares proporciones.

Al contrario de lo que sucedía al inicio de la espiral bajista de los mercados, los inversores también están saliendo de la renta fija, aunque los bonos de referencia continúan próximos a sus máximos históricos. Tampoco el oro está actuando como activo refugio, aunque muestra retrocesos mucho más moderados que los del crudo y el gas.