Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un gráfico muestra los descensos del Ibex por el efecto de la pandemia / EP

El Ibex se desploma un 5%, infectado de nuevo por el Covid

Los temores a los efectos de una nueva variante confirmada por la OMS provocan la mayor caída del índice en año y medio y la fuga de 23.800 millones en una sola jornada

6 min

El Ibex 35 ha vivido un auténtico ‘black friday’ en el día mundial de las compras aunque, en este caso, el viernes negro ha cobrado todo su sentido negativo. Cuando las bolsas parecían haber dejado atrás para siempre la pesadilla del coronavirus, la aparición de una nueva variante ha vuelto a sembrar el pánico entre los inversores que se ha traducido en un desplome del 4,96% para el Ibex 35, una vez más el peor índice de Europa.

Eso sí, el resto de plazas del Viejo Continente no le han ido a la zaga en cuanto a descensos voluminosos. En todos los casos, los números rojos han superado el 4%. Para el parquet español se trata del mayor descenso desde junio de 2020, aun inmerso en el primer estado de alarma y con la mayoría de la población encerrada en sus casas. Cerca de 23.800 millones de euros se han esfumado de un plumazo, en una sola jornada.

IAG lidera las pérdidas

Las bolsas asiáticas ya habían dado la primera señal de alarma al cerrar con descensos generalizados superiores al 2%. Pero al llegar a Europa, las pérdidas han sido corregidas y aumentadas de forma dramática conforme se han ido conociendo detalles sobre la nueva variante del Covid-19, la alarma dada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y, sobre todo, las primeras medidas por parte de los gobiernos, una vez más enfocadas en el control de los vuelos.

Así no ha sido de extrañar que los tres peores valores del Ibex hayan sido empresas relacionadas con el sector aéreo. Y menos que IAG haya liderado con creces la lista con descensos superiores al 15%. Ha sido precisamente Reino Unido uno de los primeros en reaccionar con restricciones al tráfico aéreo, toda vez que el origen de la nueva variante parece encontrarse en el sur de África, donde se sitúan algunos de los países que conforman la Commonwealth y, por lo tanto, con notables vínculos con el estado británico.

Expuestos a Reino Unido

Al infierno vivido durante la sesión por la matriz de British Airways (y también de las españolas Iberia y Vueling) se han sumado Aena, con desplomes cercanos al 9%, y Amadeus, que finalmete ha modulado su tendencia a la baja y ha limitado la depreciación al 7,5%, en la antesala de lo que pueden ser nuevos meses de vacas flacas para la aviación comercial.

Esta misma circunstancia ha arrastrado a Ferrovial, en su condición de primer accionista del aeropuerto de Heathrow, base de la aerolínea británica y uno de los de mayor afluencia del mundo. Sus acciones han caído más de un 8% de la mano de las de Santander, que también cuenta con una notable exposición al Reino Unido.

Golpe a la banca

En general, el sector financiero ha sido uno de los más penalizados de la sesión, bajo la amenaza de un nuevo freno en el proceso de recuperación económica que, en el caso de España, ya venía lastrada por las últimas revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento.

BBVA, que acumula dos semanas de retrocesos casi continuos por la deteriorada situación económica en Turquía, ha cerrado con pérdidas superiores al 7%; para Banco Sabadell, también influido por la situación en Reino Unido, los descensos han sido de algo más de un 6%. Bankinter y Caixabank han moderado algo más las caídas aunque no han podido evitar dejarse más de un 4%.

Sólo tres en positivo

No han corrido mucha mejor suerte los dos mayores valores del índice. Inditex ha tenido un comportamiento idéntico al Ibex y ha cerrado con descensos del 4,9% mientras que Iberdrola se ha dejado algo más de un 3%.

En general, el sector energético ha hecho valer su condición de valor refugio aunque sólo Siemens Gamesa ha podido concluir la sesión con alzas, por lo demás notables (+3,5%). En el capítulo de avances tan sólo le han acompañado Cellnex (+1,9%) y Pharma Mar (+1,2%).

El petróleo y Repsol sufren

Por su parte, Repsol también ha contribuido a arrastrar al selectivo a terreno negativo debido a los pronunciados descensos protagonizados por el petróleo, ante la amenaza que supone para la demanda una posible ralentización de la recuperación como consecuencia de una nueva oleada de contagios.

Igualmente ha pesado sobre el crudo las dudas sobre la decisión que adoptarán los grandes productores en su próxima reunión sobre si mantener la producción o proceder a un incremento. Sus acciones han sufrido recortes del 7,5%, que le han hecho decir adiós a la referencia de los 10 euros.