Menú Buscar
Gráfico del Ibex 35 de 2018 / BOLSA DE MADRID

El Ibex 35 despide 2018 con un tropezón del 15%

La banca, que aún espera la subida de tipos prometida por el Banco Central Europeo, arrastra la bolsa española y la deja en valores del verano de 2016

31.12.2018 14:10 h.
5 min

El año que acaba empezó con grandes perspectivas en las bolsas mundiales, pero ha terminado bastante mal. El Ibex español ha perdido un 15% (14,97%), en línea con el Cac francés (11%), el Ftse británico (12%), el Dax alemán (18%) y el Msci World, el índice mundial que subió una media del 10% entre 2011 y 2017, pero que en 2018 se ha dejado el 11%.

En el caso español, hay que remontarse a 2010, en el corazón de la crisis, para encontrar un balance anual peor: -17,43%. El Ibex vuelve a valores de mediados de 2016. La última jornada del año, con la mitad de los mercados cerrados, ha sido menos negativa de lo esperado por las declaraciones de Donald Trump durante el fin de semana en las que aseguraba que se han producido "grandes avances" en sus conversaciones con China. 

bolsa anual

Gráfico del Ibex35 de 2006 a 2018 / BOLSA DE MADRID

Cambio de tendencia

Hay consenso en que la caída del mercado de renta variable, que no ha sido drástica ni vertical, como se dice en términos bursátiles para hablar de los giros de las fases críticas, responde a un cambio de tendencia o fin de ciclo.

Los últimos cinco años habían sido positivos, tanto en términos de crecimiento como en los de revalorización de los activos. En 2018, el ritmo de la actividad económica se ha desacelerado, algo que es objetivo, y han aparecido nuevos temores.

Donald Trump como conflicto

El proteccionismo de Estados Unidos y de China tras las medidas de nacionalismo económico de Donald Trump, que ha originado una guerra económica de baja intensidad entre ambas potencias, se ha sumado a los cambios de política económica de la Reserva Federal y del Banco Central Europeo (BCE).

En el caso español, no se puede decir que la estabilidad política haya ayudado a la actividad en el mercado de valores, que se ha visto muy lastrado por el peso objetivo del sector financiero. La banca, con unas pérdidas medias del 30%, ha lastrado el Ibex y lo ha hecho arrastrada por la política de tipos de interés del BCE, que la deja sin margen de negocio.

Grandes pérdidas 

El primer banco del sistema, el Santander, ha perdido un 20%, frente al 34% del BBVA, el 20% de Caixabank y el 40% del Sabadell, afectado adicionalmente por su exposición al mercado británico.

Pero justamente la banca española está a la espera de que el banco central comience a subir los tipos después haber relajado la compra de deuda para mejorar sus márgenes.

¿Cambiarán las cosas?

Por eso, los analistas calculan que en el mercado doméstico, el segundo semestre de 2019 las cosas podrían mejorar, porque consideran que ya estará despejado el escenario de unas eventuales elecciones generales adelantadas y, además, se conocerán los resultados municipales y autonómicas de mayo, que pueden afectar a los intereses de grandes compañías energéticas.

Ese panorama podría mostrar suficiente estabilidad como para que los grandes gestores fondos, que han preferido fijar en países como Francia y Holanda, vuelvan al mercado español.

alan greenspan

Otra cosa es lo que ocurra en Estados Unidos. Alan Greenspan, el antiguo y prestigioso presidente de la Fed, ahora reconvertido en gurú y asesor, se muestra muy pesimista por los desajustes de la economía norteamericana.

La Administración Trump mantiene una guerra abierta frente a la política de subida de tipos de la Reserva Federal, mientras la situación de pleno empleo que vive el país no se refleja en subidas salariales ni en inflación, que se mantiene por debajo del 2%.

De hecho, Greenspan no ve perspectivas de recuperación. Y, si se produjera a corto plazo, recomienda a los inversores que “busquen refugio”.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información