Menú Buscar
El Ibex 35 en una imagen de archivo / EP

El pánico se apodera del Ibex, que cae un 3,5% por la extensión del coronavirus

Fuerte retroceso de los índices mundiales y del petróleo mientras los inversores se refugian en el oro

5 min

La bolsa española amplía las pérdidas con las que inició la sesión de este lunes, contagiada por la incertidumbre extendida por los mercados mundiales ante la propagación de casos de infectados por el coronavirus fuera de China, especialmente en Europa y Oriente Medio. Antes de media sesión, el Ibex-35 registra fuertes descensos del 3,5% tras arrancar la jornada con caídas que superaban el 2%.

Los inversores pliegan velas tras los avances de los últimos días, que habían llevado al selectivo español a superar los 10.000 puntos, por vez primera desde mediados de 2018. Para hacerse una idea de la magnitud del desplome, apenas cinco valores en todo el Mercado Continuo cotizan en positivo.

Las empresas relacionadas con el sector turístico son las que acumulan mayores descensos en la apertura. IAG lidera los descensos, con caídas superiores al 7,5%, mientras que Meliá Hotels se deja más de un 6%. También presenta notables retrocesos Mediaset, cuya matriz es italiana (en Italia ya se han registrado más de 150 casos de posibles infectados por el virus).

Desplome de Milán

Precisamente, la Bolsa de Milán es la que presenta mayores retrocesos entre las principales plazas europeas. El índice se desploma un 4,5%. París y Frankfort ceden un 3,5% mientras que las caídas en Londres superan el 3%

En el sector financiero, los títulos Bankia ceden casi un 4%, mientras que SantanderSabadell y BBVA acumulan retrocesos superiores al 3%.

Las compañías de sectores regulados, energéticas y operadoras de telefonía, son las menos afectadas por la caída, aunque tampoco pueden contener los descensos, superiores al 1% en los casos de IberdrolaEndesaRed Eléctrica y Telefónica.

Refugio en el oro

El temor a la extensión del virus y a un mayor impacto de lo esperado en el crecimiento de la economía mundial ha vuelto a sacudir a los mercados, que parecían haber dejado atrás el primer impacto generado por las noticias que llegaban desde China. Los casos de infectados en países como Corea del Sur, Italia e Irán han devuelto la incertidumbre a las bolsas, como prueban los retrocesos registrados en la sesión del lunes, ya concluida, en las plazas de Seúl (-3,4%) y Sydney (-2,3%).

La situación también afecta a los mercados de materias primas, con descensos cercanos al 3% en los precios del petróleo (pese a los recientes anuncios de más recortes de producción por parte de los grandes exportadores) y del 2,5% en los del gas natural. Por este motivo, Repsol también se encuentra entre los valores más penalizados del Ibex-35, con caídas que superan el 5%.

Mientras, los inversores buscan refugio en el oro, cuya cotización muestra avances superiores al 3%.

Futuros de Wall Street a la baja

Los inversores también han optado por las ventas masivas empujados por la cotización a la baja de los futuros americanos, que auguran una apertura con claro predominio de los números rojos en Wall Street. Los futuros del índice Standard & Poor’s 500 retroceden algo más de un 2% al comienzo de la sesión en las plazas europeas; por su parte, los del Nasdaq pierden un 2,5%.

Las alarmas se encendieron a raíz de la aparición numerosos casos en Corea del Sur, donde la cifra de infectados supera ya los 700 y la víctimas mortales se aproxima a diez. El salto del coronavirus a Europa inquieta especialmente. El sábado y el domingo han sido días complicados en Italia, lo que ha obligado a suspender numerosas actividades relacionadas con del turismo, una de las principales industrias del país.

Mientras que China ha empezado a levantar algunos de sus protocolos y ha relajado la situación de emergencia, la preocupación va en aumento en el resto del mundo.