Menú Buscar
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, en una imagen de archivo / IBERDROLA

Iberdrola suelta lastre en Reino Unido

La energética consigue más de 777 millones de euros al vender su participación en Scottish Power Generation a la británica Drax Group

02.01.2019 11:03 h.
4 min

Iberdrola ha anunciado este miércoles que vende la filial Scottish Power Generation. La energética se ha conseguido 777,6 millones de euros al tipo de cambio actual (702 millones de libras esterlinas) al vender el 100% de la propiedad de esta firma británica a Drax Group, una compañía de Reino Unido. La operación ha superado las condiciones suspensivas que mantenía hasta la fecha, tal y como informa la cotizada española en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Cabe tener en cuenta que la operación se anunció en octubre, pero hasta la fecha estaba pendiente de recibir el visto bueno de los reguladores. De hecho, el precio de compraventa final “está sujeto a ajustes habituales en este tipo de operaciones”. La multinacional presidida por Ignacio Sánchez Galán deberá esperar a que esté disponible el balance de Scottish Power Generation a 31 de diciembre de 2018 para fijar un precio definitivo.

Impacto en las cuentas

También se ha activado un “mecanismo de compartición de riesgos y beneficios” que estará referenciado al “nivel de pagos por capacidad no recibidos” de la firma escocesa hasta el 30 de septiembre de 2019. Iberdrola ha precisado que por todo ello, el impacto de la operación en los resultados consolidados de 2018 del grupo se determinará “en las próximas semanas”.

La salida de Scottish Power Generation implica que la energética española se desprenda de una capacidad de generación convencional de 2.566 megavatios (MW) en Reino Unido. La cotizada ha precisado que se enmarca en el plan de rotación de activos valorado en 3.000 millones de euros que Galán anunció en el plan estratégico que entró en vigor el año pasado y estará vigente hasta 2022.

Venta de activos no estratégicos

Esta hoja de ruta ha implicado soltar lastre en varios países. Ha vendido el negocio de almacenamiento de gas en Estados Unidos, una participación minoritaria en Tirme, el Parque de Tecnologías Ambientales de Mallorca, y la planta termosolar que operaba en Puertollano (Ciudad Real). Tres transacciones que han generado 1.200 millones de euros para el grupo.

Salir de Scottish Power Generation no implica que Iberdrola desaparezca de Reino Unido. Cuenta con una potencia eólica instalada o en construcción de 2.700 MW en el país. Además, la cartera de proyectos en ese país supera los 3.000 MW (la mayor parte corresponde a proyecto eólicos marinos). Este es el negocio que se queda la filial, llamada Scottish Power, que se ha convertido este 1 de enero en una energética 100% renovable.

Reino Unido, un mercado clave

Iberdrola ha señalado en varias ocasiones que el mercado británico es uno de los pilares del negocio presente y futuro. Estima invertir 5.780 millones de euros al tipo de cambio actual (5.200 millones de libras esterlinas) en este país hasta 2022.