Menú Buscar
Imagen de archivo del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán / EFE

Iberdrola gana 2.517 millones hasta septiembre, el 20% más, gracias a las inversiones

La compañía rentabiliza los esfuerzos que destinó al negocio de Renovables y Redes y prevé cerrar el año con un beneficio de doble dígito

3 min

Iberdrola ha cerrado los primeros nueve meses de 2019 con un beneficio neto de 2.517 millones de euros, lo que supone un incremento del 20,4% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según ha comunicado la compañía este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se colocó en los 7.499 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un 11,6% más, impulsado por la buena marcha de los negocios de Redes y de Generación y Clientes. Con estas cuentas, el grupo reafirma su previsión de crecimiento a doble dígito para el cierre de año.

Inversiones récord

Los resultados de Ibedrola se han visto impulsados por las inversiones récord de 4.727 millones de euros, que suponen un incremento del 30% con respecto al miso periodo de 2018. El 90% de estos esfuerzos se destinaron al negocio de Renovables y a Redes.

El presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, ha destacado "la aceleración de las inversiones y el cumplimiento ya alcanzado de los objetivos de eficiencia y rotación de activos para 2022" en lo que va de ejercicio, logros que aumentan el margen del grupo para nuevas inversiones, generando un círculo virtuoso de crecimiento y solidez financiera".

Reparto de dividendos

En lo que respecta a la retribución al accionista, Iberdrola ha aprobado el pago de un dividendo a cuenta de 2019 de 0,167 euros brutos por acción el próximo 5 de febrero, lo que supone un incremento del 10,6%, dentro de una nueva edición de su programa de retribución flexible. A esta cantidad habrá que añadir el importe complementario previsto para el mes de julio de 2020.

Además, Iberdrola ha logrado cumplir con tres años de antelación su plan de rotación de activos para el periodo 2018-2022 por valor de 3.500 millones de euros. A la venta de una participación minoritaria en East Anglia One por 1.700 millones de euros, se han sumado la desinversión en los activos de generación tradicional en Reino Unido (700 millones de euros) y otros activos no estratégicos en España y Estados Unidos.