Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión de British Airways, componente del holding IAG / EP

IAG pierde 2.622 millones hasta septiembre, lastrada por la compra de Air Europa

El grupo aéreo capitaneado por Iberia y British Airways ha registrado un caída de ganancias del 47% menos que en 2020

5 min

El grupo aéreo International Consolidated Airlines Group (IAG) ha perdido 2.622 millones de euros entre enero y septiembre, un 53% menos que los 5.576 millones del mismo periodo de 2020. El conglomerado liderado por British Airways e Iberia, al que también pertenecen Vueling, Aer Lingus y Level, mejora sus resultados por la recuperación de los vuelos, aunque sigue lastrada por los efectos colaterales del Covid-19 y a la espera de la operación de compra de Air Europa.

Los ingresos por pasaje de los nueve primeros meses del año se situaron en 3.140 millones de euros, un 35% por debajo de 2020, y los ingresos por la carga sumaron 1.174 millones, un 28% por encima del mismo periodo del año anterior. Esto se debe al aumento de la capacidad de pasajeros, aunque con un 43,4% de ocupación respecto a 2019. IAG espera poder llegar al 60% de venta del total de asientos ofertados para el último trimestre de 2021, con la progresiva eliminación de restricciones del viaje.

El hueso de Air Europa

El consejero delegado de IAG, Luís Gallego, se ha mostrado “más pesimista” sobre el buen fin de la operación de compra por Iberia de Air Europa. Lo que en un principio fue una negociación que preveía reforzar la antigua aerolínea de bandera española en España y América Latina, se ha vuelto un hueso duro de roer al estar pendiente del análisis de la Comisión Europea y de las conversaciones que el grupo mantiene con el Gobierno y Globalia.

Dos aviones de Air Europa en Barajas / EUROPA PRESS
Dos aviones de Air Europa en Barajas / EUROPA PRESS

Gallego ha asegurado que sólo harán la operación de compra de Air Europa si “sale la ecuación” entre las exigencias de Bruselas (Bélgica) de deshacerse de rutas para garantizar la libre competencia, “las condiciones del Gobierno” en torno al préstamo del Fondo SEPI de 475 millones que concedió a la compañía y las condiciones de Globalia. Iberia rebajó el precio de adquisición de la aerolínea española a la mitad, por 500 millones de euros, por los efectos de la pandemia. El objetivo de IAG era reforzar las posiciones en América Latina y absorber uno de sus principales competidores desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Liquidez y reapertura de EEUU

Durante este tercer trimestre, IAG ha conseguido un flujo de caja positivo y ha mejorado en 2.500 millones su liquidez desde el cierre de 2020. Hasta septiembre, esto ha ido en aumento hasta los 10.600 millones, que proceden 7.600 millones de efectivo y otros 3.000 millones en líneas de financiación no dispuestas.

La flexibilización de las restricciones para entrar y salir de Estados Unidos y la reapertura completa del corredor entre Europa y el Atlántico Norte beneficiará enormemente a IAG. No obstante, la mejora no se dará igual para todas las aerolíneas, la más favorecida será British Airways, aunque también espera que Iberia recupere destinos a Latinoamérica. Según el consejero delegado del grupo hay “indicios” de una recuperación en los viajes de negocios.

Vueling y Aer Lingus, por su parte, también han reabierto corredores domésticos, así como de corto y medio radio. Lo que potenciará las interconexiones con Iberia y British Airways en los aeropuertos a la llegada de sus vuelos intercontinentales. No obstante, no sucede lo mismo con Level, que debía ser la encargada de potenciar las conexiones con América desde el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat como opción low cost y sin necesidad de pasar por Madrid, y que Iberia ha decidido utilizar sus A330 para operar rutas desde la capital española a Boston o Cali. IAG prevé una recuperación completa a partir de 2023.