Menú Buscar
Dos aviones de la compañía IAG / EFE

IAG gana un 40% menos en 2019 y teme el impacto del coronavirus

El holding evita hacer previsiones a futuro y admite una débil demanda de sus vuelos a Asia y Europa

6 min

El 'holding' International Airlines Group (IAG) --que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling Aer Lingus y Level-- registró un beneficio neto de 1.715 millones de euros en 2019, lo que supone un descenso del 39,6% respecto al año anterior, según ha informado la compañía este jueves a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Asimismo ha preferido no realizar previsiones de negocio para los próximos meses tras el impacto sufrido por el coronavirus. La compañía admite que experimentan una debilidad en la demanda de vuelos con destino y origen a Asia y Europa.

Las dos aerolíneas más fuertes del grupo, Iberia y British Airways cancelaron a finales de enero sus rutas a China. Desde el 29 de enero, la aerolínea inglesa suspendió sus vuelos diarios a Beijing y Shangai, y desde el 13 de febrero disminuyó de dos a un vuelo diario sus servicios a Hong Kong, y la española hizo lo propio con los tres viajes semanales a Shangai. Asimismo, a partir del 13 de marzo, la compañía inglesa reducirá su servicio diario a Seúl a 3 o 4 veces a la semana.

"Debilidad"

En este sentido, reconocen que las perspectivas de beneficios se han visto "negativamente afectadas". "Actualmente, estamos experimentando debilidad en la demanda en las rutas asiáticas y europeas, así como también en los viajes de negocio a lo largo de nuestra red como resultado de la cancelación de eventos y restricciones en los viajes corporativos", admite la compañía. A esto se suma el golpe sufrido en las bolsas en los últimos días. Tras la presentación de resultados este jueves, lidera las caídas del Ibex 35 a primera hora al retroceder un 7,8%.

Para evitar un mayor impacto, IAG está reubicando la capacidad de largo radio en rutas con más demanda. Así, British Airways ha anunciado vuelos adicionales a India, Sudáfrica y Estados Unidos, e Iberia aumenta la capacidad en rutas a Estados Unidos y domésticas.

Impacto directo

Pese a que el mayor efecto del coronavirus se experimenta en las rutas trasatlánticas, el grupo reconoce que también se deja notar "significativamente" en las rutas italianas, fruto de cancelaciones y reducción de la capacidad de los aviones que pude seguir bajando en los próximos días. Tampoco descarta realizar más reducciones en los vuelos de corto radio.

Con todas estas decisiones, el impacto neto reduce cerca de un 1% la capacidad planeada para 2020, en términos de asientos-kilómetro ofertado, situando el crecimiento en un 2% para el conjunto del año. "Nuestras compañías operadoras continuarán tomando medidas atenuantes con el fin de alinear la oferta y la demanda de acuerdo a la evolución de la situación", aseguran desde IAG. 

Cuentas

El grupo ha presentado, este jueves, las cuentas del 2019 que presentan una pérdida de beneficios del 39,6% respecto a 2018, que atribuyen al cargo extraordinario relacionado con la guerra por las pensiones en British Airways. El beneficio después de impuestos antes de partidas excepcionales se situó en 2.387 millones de euros, lo que supone un descenso del 1,4 %, que recoge la caída del beneficio de las operaciones. IAG justifica que se debe a la huelga de pilotos en la aerolínea inglesa, al encarecimiento del combustible y las incidencias en el aeropuerto de Londres Heathrow durante el verano que se tradujeron en un efecto adverso de 170 millones de euros.

Tampoco les ha ido mucho mejor a las compañías de bajo coste que con las diferentes incedencias sufridas en 2019 vivieron un efecto adverso de 45 millones de euros en la segunda mitad del año. Todas las aerolíneas de IAG disminuyeron su beneficio de las operaciones antes de partidas excepcionales: Iberia, un 6,7 %, con 497 millones de euros; Vueling, un 9,3 %, con 240 millones; BA, un 5,1 %, con 1.921 millones de libras, y Aer Lingus, un 11,4 %, con 276 millones de euros.

Ingresos

En cuanto a los ingresos totales de IAG, ascendieron a 25.506 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,1 %. Iberia incrementó sus ingresos en un 9,2 % (5.645 millones de euros) y Vueling, en un 5 % (2.455 millones) A tipos de cambio constantes, los ingresos unitarios de pasaje disminuyeron un 0,5 % y los costes unitarios de aerolínea, excluyendo el combustible, descendieron un 0,9 %.

Aun así, el todavía consejero delegado, Willie Walsh, asegura que son "unos buenos resultados" y subraya que el grupo ha demostrada "la solidez y flexibilidad" de su modelo mediante controles adicionales de costes y una reducción del crecimiento de la capacidad para reflejar las condiciones del mercado.