Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Puerto de Barcelona, donde el tráfico de contenedores se ha reducido en un 80% a causa de la huelga de transportistas / EUROPA PRESS

La huelga de transportistas reduce a un 20% el tráfico de contenedores en el Puerto de Barcelona

Mientras que al principio del paro de transportistas se logró mantener su actividad en un 70%, en los últimos días la situación ha empeorado drásticamente

2 min

La huelga de transportistas por el incremento de los precios de los combustibles, que hoy alcanza su décima jornada, comienza a hacer estragos en diversos sectores. Uno de ellos es el Puerto de Barcelona, donde el tráfico de contenedores ha caído en un 80% desde el inicio de las protestas.

Así lo ha confirmado el presidente del Puerto, Damià Calvet, en declaraciones a TV3. En este sentido, Calvet ha explicado que actualmente solo entran y salen un 20% de los entre 3.000 y 4.000 camiones habituales. Mientras que al principio del paro de transportistas se logró mantener su actividad en un 70%, en los últimos días la situación ha empeorado considerablemente pese a los esfuerzos para llegar a acuerdos con los manifestantes y crear corredores que permitan la salida de contenedores.

No tienen capacidad de almacenamiento

Esta situación conlleva, además, que la capacidad del almacenamiento del puerto, que no puede dar salida a gran parte de las mercancías, se sitúe ya en un 80%.

El presidente ha asegurado que algunas de las empresas que gestionan las terminales ya han avisado a sus clientes de que envíen a los muelles únicamente los contenedores que contengan mercancías que deban distribuirse de forma inmediata para evitar llegar a la saturación de la capacidad de almacenamiento del puerto.

Gran impacto económico

"Si nos vemos obligados a restringir la operativa marítima, eso tendría un gran impacto en la economía", ha advertido Calvet respecto a la posibilidad que haya que impedir la entrada de mercancías al puerto por la escasez de espacio.

El presidente ha alertado de la necesidad de que el Gobierno tome medidas rápidas para "crear las condiciones necesarias" que permitan la vuelta a la normalidad del puerto y, por ende, de la actividad económica.