Esta es la pésima imagen turística que proyecta Barcelona el 1 de agosto

La huelga indefinida de los taxistas desespera al sector vacacional, que teme caídas de reservas en verano y el deterioro del prestigio de la ciudad a medio plazo

Taxistas junto a una piscina portátil en plena calzada de la Gran Vía de Barcelona / CG
01.08.2018 00:00 h.
6 min

Taxistas sin camiseta jugando una timba en plena calzada y una piscina portátil con agua traída en cubos desde una fuente. Es la imagen que proyecta Barcelona el 1 de agosto. La huelga indefinida del taxi está desesperando al sector turístico, que teme caídas de reservas y el deterioro del prestigio de la ciudad por la ocupación de su centro neurálgico y por el tapón en los accesos a aeropuerto y puerto. Y todo ante la --aparente-- pasividad de las autoridades.

Desde la Confederación Española de Agencias de Viajes (Ceav) admiten que no constan cancelaciones por el bloqueo por parte de 2.000 vehículos de autotaxi en la Gran Vía de la Ciudad Condal, aunque sí llamadas de clientes preocupados. "Es en Barcelona donde el paro indefinido está haciendo más daño. En Madrid, con la Castellana ocupada, acceder a Barajas es más fácil, pues hay alternativas. En el resto de destinos turísticos, como Baleares, no hay grandes arterias bloqueadas, o bien las protestas son más intermitentes", ha explicado Rafael Gallego, su presidente.

"El taxi tiene que hacer cura de humildad"

Según Gallego, "el taxi debería de hacer cura de humildad", pues si bien "la demanda de la ratio de una licencia de vehículo de alquiler con conductor (VTC) --las que usan Uber o Cabify-- por cada 30 taxis es razonable, no se pueden quitar del mercado las que ya están". El directivo ha recordado también que el mismo colectivo no ha tenido reparos en practicar el intrusismo con las agencias de viaje, su sector. "En los cruceros es escandaloso: ofrecen excursiones desde el puerto", ha alertado.

huelga taxis vtc barcelona

Un turista observa el 'tapón' de taxis en la confluencia entre la Gran Vía y el Paseo de Gracia de Barcelona / CG

El máximo responsable de la patronal de intermediarios avisa de otra derivada: el perjuicio sobre la imagen de la ciudad. "Entre las moratorias y prohibiciones del gobierno municipal de Ada Colau, los episodios de turismofobia y la inestabilidad política, la marca Barcelona ya está resentida. La huelga indefinida es lo último que necesita".

"Otros mercados se beneficiarán"

Este mismo argumento es el que esgrime Alberto Galloso, socio director de la consultora Soluciones Turísticas. "Quizá a corto plazo no habrá anulaciones, pero a medio y largo plazo el turista tendrá menos incentivos para viajar a Barcelona. Sobre todo el estadounidense, anglosajón y asiático, el más sensible a la seguridad". Galloso ha recordado las imágenes de los ataques a vehículos VTC --cien en seis días de huelga hasta ayer-- y ha subrayado que dichos vídeos "dan la vuelta al mundo".

huelga taxis barcelona vtc turismo(1)

El bloqueo de taxistas en la confluencia entre Gran Vía y el Paseo de Gracia de Barcelona / CG

¿Qué resultará de todo ello? "Que Barcelona pierda comba. Porque compite en la primera liga de ciudades junto a Berlín o París. Y si desde el exterior ves que hay problemas, ya no reservas. Nadie quiere ver sus vacaciones arruinadas". El ejecutivo avisa de que la Ciudad Condal ya viene de "un ajuste de precios" para aguantar la ocupación hotelera tras el atentado yihadista de 2017 y la inestabilidad derivada del órdago independentista del pasado ejercicio.

Sindicatos: "Lo más afectado, la oferta complementaria"

Con la Gran Vía y el Paseo de Gracia ocupados por 2.000 taxistas, a pie de hotel, ¿qué ocurre? "No constan cancelaciones de reservas. Pero sí afectaciones sobre la oferta complementaria a la que acceden los turistas. Por ejemplo, si quieren salir a comer a un restaurante o ir de compras, no tienen taxi y su Uber o Cabify no se atreve a venir a recogerlos", explican fuentes de los sindicatos tradicionales. De hecho, RetailCat cifra en un 25% la caída de caja de los comercios la zona adyacente a la macroprotesta en Barcelona.

huelga taxistas barcelona turismo

La piscina de los taxistas en huelga colocada en plena Gran Vía de Barcelona / CG

"No es de recibo que una huelga --han indicado las mismas voces-- corte toda la Gran Vía como si no hubiera consecuencias. Porque aquí perjudicas a los compañeros de, por ejemplo, la hostelería". La misma fuente ha recordado que "ahora que hay un Gobierno de izquierdas en España parece que todo el mundo irá a la huelga sin importarle la afectación. Cuando estamos en plena temporada estival y de ella dependen muchos empleos".

En este tablero agitado, los hoteleros recurren a los servicios adaptados al cliente. Desde Bestprice Hotels admiten que la protesta salvaje de los taxistas "les ha afectado", pero que han hallado soluciones para sus huéspedes. "Contratamos transporte privado para aquellos que necesitaban desplazarse a las tres de la madrugada, por ejemplo. Les ofrecimos todas las alternativas posibles a nuestro alcance", ha remachado Óscar Sánchez, director general de la firma catalana.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información