Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un edificio de oficinas de Huawei / EP

Las externalizaciones provocan una huelga indefinida en Huawei

La multinacional china ha anunciado el traspaso de un centenar de empleados a Eulen en España

3 min

La externalización de la plantilla de Huawei ha generado un conflicto laboral en la compañía tecnológica china. 106 empleados de la empresa en España participarán en una huelga indefinida que arrancará el próximo lunes.

Según ha informado en un comunicado el Col·lectiu Ronda, que representa a los trabajadores, el conflicto ha estallado en el servicio de mantenimiento de la red telefónica de Vodafone. La huelga pretende evitar la venta y externalización de esta unidad a la multinacional Eulen, operación anunciada por parte de la corporación asiática.

Segunda externalización

El servicio afectado se ocupa de gestionar las incidencias y el mantenimiento de las redes de telefonía fija y móvil en las provincias de Barcelona, Madrid, Valencia, Sevilla y Málaga, además de en todo el País Vasco. Los convocantes de la huelga han asegurado que "la venta y la succesión empresaral encubren un intento de pauperizar las condiciones laborales y reducir el coste de futuras extinciones contratuales". Además, aseguran que las condiciones de trabajo se han ido deteriorando en comparación con hace cuatro años, cuando era la propia Vodafone quien gestionaba el servicio.

Huawei ya inició en 2019 un traspaso de la plantilla a Eulen, con una primera externalización de 101 empleados. Sin embargo, según la representación de los trabajadores, la experiencia ha sido mala, ya que la empresa cesionaria "se ha desprendido de un 30% de los trabajadores procedentes de la tecnológica china".

Deterioro de las condiciones

Asimismo, destacan que "las condiciones laborales de estos antiguos compañeros han empeorado". Una situación que les lleva a sospechar que en realidad, la ventaes una "maniobra que no tiene más objetivo que reducir los costes laborales asociados a la prestación del servicio.

Los abogados de Ronda que han asesorado a la plantilla acusan a Vodafone, Eulen y Huawei de someter al trabajador a una "cosificación", ya que lo tratan "como si fuera un recurso material más sujeto a un proceso de compra y venta". Y han lamentado que la subcontratación "está degradando de manera generalizada" las relaciones laborales en España y citan el ejemplo de Nissan en Barcelona o los trabajadores del metal de Cádiz como ejemplo.